La asociación de cultura y patrimonio La Alhóndiga ha remitido un documento a Iberdrola para que sean retirados los cables situados en el ábside de la iglesia de San Juan Bautista, de Donvidas, y en la fachada de la Torre Almenara, de San Esteban de Zapardiel, ambos monumentos mudéjares.

Para ello, desde la asociación, en colaboración con ambos municipios, se ha elaborado un estudio detallado en el que se puede constatar la existencia de numerosos cables en los entornos de los que consideramos algunos de los principales edificios histórico-artísticos y patrimoniales pertenecientes nuestra comarca.

En lo que se refiere a la iglesia de Donvidas, la asociación propone retirar el cable que desde la caseta transformador, situada justo frente a dicho ábside, y a una distancia aproximada de seis metros, "se acopla al mismo y que discurre de igual forma a lo largo de todo el cuerpo de la iglesia para seguir, en la fachada oeste de la iglesia, en la zona de la derruida espadaña".

"Toda la edificación en su fachada norte tiene que soportar el cable de conducción general así como un cable de entrada de iluminación para el farol que soporta en esta fachada norte, en la portada de acceso al templo y la propia acometida de iluminación eléctrica al mismo", se añade.

El cable de distribución de energía eléctrica debería ser enterrado y conducido hasta las casas del casco urbano, fuera del ámbito visual de la iglesia del pueblo.

De igual forma, el cable que conduce la energía eléctrica hasta el interior de la iglesia debería ser enterrado y así mismo los cables que llegan hasta el farol de la fachada norte del templo. Esto último se podría conseguir llevando, desde una arqueta subterránea, un tubo lo más anodino posible y disimulado en el mismo muro de la iglesia, hasta el citado farol para permitir la iluminación de la entrada y el entorno.

Para la torre-almenara de San Esteban de Zapardiel se propone "la retirada de todos los cables que pasan por la fachada norte, ocultando y manchando la hermosa estampa de un monumento emblemático, y que se deje completamente libre la citada torre".

"El cableado -añaden- puede pasar perfectamente al otro lado de la calle y habría que adecentarlo todo de manera que afecte lo menos posible y produzca el mínimo impacto visual y, en caso necesario, se podría también plantear la conveniencia de enterrar el cableado en esa zona, acometiendo las obras necesarias de canalización y distribución, a fin de que el entorno y la propia torre recobren su fisonomía natural, sin cables que la afeen".

La propuesta se enmarca en el planteamiento general de que estos dos, así como el resto de municipios del norte de la provincia de Ávila, "deben incorporarse al incipiente proyecto de creación de una Red de Lugares Mudéjares que propicie el que los muchos monumentos que atesoran nuestras comarcas sirvan para la promoción de un turismo sostenible y de calidad en nuestro territorio así como buscar que, en un futuro no muy lejano, el mudéjar de la provincia de Ávila sea declarado Patrimonio de la Humanidad".

Consulta aquí más noticias de Ávila.