'365 Lucky Days'
Tres de los bordados del proyecto '365 Lucky Days' Lucky Jackson

"Crear con cariño una pequeña obra de arte cada día del año". Con esa única premisa la canadiense Lucky Jackson inauguró 365 Lucky Days (que juega con dos significados: 365 días de Lucky o 365 días afortunados), un proyecto que defiende la creatividad diaria.

La misión que se impuso era simple y ambiciosa al mismo tiempo, confeccionar a diario pequeñas ilustraciones bordadas y no parar a pesar del tiempo que absorben los quehaceres cotidianos. "Necesitaba un empujón, una línea de tiempo. Quería retarme a mí misma a ser más disciplinada", dice la artista autodidacta.

Combina estampados con agilidad, componiendo con retales los escenarios de las figuras que borda. Su pasado como asesora de diseño sale a relucir en cada una de sus pequeñas obras exprés.

Primero hace un boceto de la ilustración y transfiere la imagen a la tela. Las puntadas las da a lo largo del día, siempre llevando la obra de arte encima allá a donde vaya, pero el grueso del trabajo se queda para la noche. Dedicada por completo a sus dos hijas pequeñas, la artista le roba horas al sueño para cumplir su misión y colgar cada día en un blog creado para la ocasión el bordado del día.

Iggy Pop, Mick Jagger, Lou Reed, Bob Dylan...

Tras más de 200 días de proyecto, en los que ha aprendido a priorizar el tiempo para crear sin eclipsar su vida personal y familiar, Jackson ha convertido lo que al principio comenzó siendo un pulso a la inspiración en un diario de hilo y aguja.

Jackson preserva la cualidad infantil "de ser creativo por placer"La artista narra con sus viñetas textiles una escapada de fin de semana, el encuentro con una amiga o los juegos de sus hijas.

Además, dedica cada semana a un tema relacionado con una vivencia personal y que le provoca pensamientos positivos: una colección de bicicletas y triciclos, sus películas favoritas, los personajes de la serie Arrested Development, una galería de músicos que incluye a Iggy Pop, Mick Jagger, Lou Reed y Bob Dylan...

En cada obra, Lucky Jackson busca comunicar la felicidad que siente por las pequeñas cosas que componen cada día y no olvidar la sensación infantil "de ser creativo por placer".