Cementos Portland solicitará a su junta general de accionistas autorización para realizar, en caso de que lo estime oportuno, una ampliación de capital, según consta en el orden del día de la asamblea.

La cementera del grupo FCC contempla ampliar capital y abrirlo así a nuevos socios como una alternativa para reforzar su balance en el caso de que finalmente no venda el negocio y los activos que tiene en Estados Unidos.

La firma incluye esta medida en el plan de reestructuración que desarrollará este año con el doble objetivo de "racionalizar y adecuar" su estructura industrial ante el desplome del mercado de cemento en España y recortar su deuda.

En el marco de este plan de reestructuración, el grupo Cementos Portland, al que pertenece la planta de Cementos Alfa en Mataporquera, anunció a mediados de marzo el cierre "temporal" de dos de sus ocho fábricas de España, que no llegó a concretar, y expedientes de regulación de empleo (ERE), en principio también temporales, para unos 500 trabajadores, el 16,6% de su plantilla.

Cementos Portland confía en decidir a mediados de año si opta por la ampliación de capital o por la venta de los activos estadounidenses, operaciones ambas que permitirían reducir la deuda neta de unos 1.300 millones de que actulamente renegocia.

Entre el resto de puntos del orden del día de la junta de Cementos Portland, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sobresale el de reelección y ratificación de los catorce miembros que actualmente integran su consejo de administración.

Entre las ratificaciones se incluye la del nuevo presidente de la cementera, Juan Béjar. También se someterá a la aprobación de los socios la ratificación del nombramiento como consejeros de José Manuel Burgos Pérez y José María Iturrioz.

Cementos Portland propondrá la reeleción del resto de consejeros, entre los que figuran la accionista de control de FCC Esther Koplowitz, que además es vicepresidenta de la cementera, y sus tres hijas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.