El concejal de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez (PP), ha dejado claro este lunes que se mantendrán las recepciones en las casetas de los distritos, ya que suponen un "coste cero" para el Ayuntamiento, al quedar compensado el canon que paga la empresa con el coste del evento, además de constituir un "homenaje al trabajo altruista" de las asociaciones y colectivos, respondiendo así a la petición realizada por IU de suprimir estas recepciones y que el dinero ahorrado se destine al Banco de Alimentos. Así, advierte de que cuando el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, hace "demagogia" con estos asuntos, "ofende y hace daño" a estos colectivos.

Pérez ha indicado a Europa Press que estas recepciones tendrán este año con un coste "cero" para el Ayuntamiento "en contraste con los más de 50.000 euros que el anterior equipo de gobierno gasto el año pasado en las casetas de los distritos". "El mal uso que se hizo de esas invitaciones en años anteriores, en los que los tickets y libretas de invitaciones formaban parte del día a día de las barras de las casetas de distrito por parte del personal de los mismos", sentencia.

Ante esa situación, indica que este año los delegados de distrito se han comprometido con un uso "austero, moderado y ejemplar" de estas casetas, teniendo como principal característica el "coste cero y un beneficio limpio para el Ayuntamiento de 36.000 euros". Además, recuerda que aún quedan cánones sin ingresar de adjudicatarios de años anteriores por lo que en 2012 se ha impuesto el ingreso previo de dicha cuantía para formalizar el contrato.

"Llama poderosamente la atención que hace dos años la situación de crisis era exactamente la misma y el Ayuntamiento, con Antonio Rodrigo Torrijos como teniente alcalde, se lanzó a la carrera de los gastos suntuarios en las casetas de distrito y en la caseta municipal", insiste Pérez, que apunta a la "famosa foto en la caseta municipal, durante una de esas recepciones en las que estaba el portavoz socialista, Juan Espadas, el exalcalde Alfredo Sánchez Monteseirin y el propio Torrijos". "La mejor estampa de como un político puede decir un año blanco y al año siguiente negro, ya que entonces Torrijos no se acordó de ahorrar un solo euro a las arcas municipales como hace este año el gobierno municipal", concluye.

Además, advierte de que la petición que hace Torrijos de que se destine el dinero al Banco de Alimentos no es "técnicamente posible", puesto que el objeto del contrato es la explotación del ambigú y el precio de menú institucionales y el empresario "no tiene la obligación de aportarlo en dinero obligatoriamente, porque su obligación es dar el menú". "No puedo obligar al empresario a dar un euro nadie porque está obligado a poner comida y no a pagar nada", matiza.

"Cuando Torrijos hace demagogia con estos asuntos, con estos destinatarios, no ataca al gobierno municipal, sino que ofende y hace daño a las asociaciones de vecinos, colectivos de mayores, de mujeres, o de niños con discapacidad que celebran su recepción en las casetas de los distritos", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.