Cerca de 4.000 empleos directos e indirectos dependen de las líneas marítimas que operan entre Canarias y Alicante, de ahí el interés de las Autoridades Portuarias de Santa Cruz de Tenerife y del puerto levantino, así como de sus Cámaras de Comercio, de reforzar sus relaciones de colaboración para convertir a sus puertos en "verdaderos motores económicos", incrementando las conexiones entre el Mediterráneo y el Atlántico y, por lo tanto, los tráficos con Europa y África.

Éste el objetivo de la delegación de autoridades y empresarios alicantinos que desde hoy y hasta el próximo 18 de abril se encuentra en Canarias, capitaneados por el presidente del puerto de Alicante, Joaquín Ripoll Serrano, y el presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, José Enrique Garrigós Ibáñez.

El programa de actividades de esta delegación se iniciaba esta mañana en la sede de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife con la celebración del Foro 'Cooperación entre los Puertos de Canarias y Alicante', en cuya inauguración también participó la directora general de Transporte del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila; el presidente de Puertos de Tenerife, Pedro Rodríguez Zaragoza; el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz, Santiago Sesé, y el director de Puertos de Alicante, Juan Ferrer Marsal.

Durante su intervención, Ripoll Serrano señaló que Alicante ha sido a lo largo de los siglos la principal puerta de entrada de los productos del archipielago a la Península, así como su principal suministrador de mercancías para su abastecimiento. En este sentido, indicó que el puerto de Alicante y los de Canarias cuentan con una fructífera relación en la que los tráficos e intercambios comerciales han ido creciendo con el paso de los años.

Un aspecto en el que coincidió el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz, que también destacó que el tráfico entre estos puertos ha sido histórico, ya que Alicante "siempre ha sido la puerta de entrada de Canarias en el Mediterráneo".

Concretamente, Rodríguez Zaragoza informó de que el año pasado el tráfico entre el puerto capitalino y el de Alicante superó las 528.000 toneladas, 1.000 más que en 2010, importándose desde el puerto peninsular productos tan variados como cementos hidráulicos a granel, sal y agua. Apuntó, además, que desde Tenerife se envían a Alicante principalmente plátanos, tomates, desperdicios de chatarra, envases plásticos y neumáticos recauchutados, entre otros.

Según detalló Joaquin Ripoll, el puerto de Alicante se consolidó en 2011 como el principal suministrador español de mercancías para el abastecimiento de Canarias y, a su vez, este tráfico de contenedores con las islas representa ya el 70 por ciento del movimiento total de la mercancía transportada en contenedores en los muelles alicantinos

Asimismo, el presidente de la Autoridad Portuaria levantina destacó que las líneas marítimas entre Alicante y Canarias permiten mantener cerca de 4.000 empleos directos e indirectos en ambas infraestructuras, trabajadores que pertenecen a las empresas de estiba, consignatarios, transitarios, almacenistas y transportistas.

Elementos estratégicos

Durante su intervención, el vicepresidente de la Cámara, Santiago Sesé, indicó que los puertos son elementos estratégicos para la actividad empresarial, por lo que es necesario —según apuntó— "contar con redes de comunicación marítima a precios competitivos y con infraestructuras de primer nivel".

En este sentido, dijo que Canarias "tiene vocación de convertirse en un verdadero centro de negocios en el Atlántico, aprovechando su privilegiada ubicación geográfica entre tres continentes". Para ello, consideró "absolutamente necesario y urgente acelerar las obras del Puerto de Granadilla y la inclusión del Puerto de Santa Cruz de Tenerife en la Red Transeuropea de Transportes".

Precisamente, el presidente de la Cámara de Alicante llamó la atención sobre la alianza que mantienen las Cámaras de Comercio con las Autoridades Portuarias y con la defensa de mejorar y potenciar sus infraestructuras, ya que, según sus palabras, "estamos convencidos de que las conexiones tanto marítimas como aéreas son fundamentales para ampliar mercados y mejorar la competitividad de nuestras empresas".

Por su parte, la directora general de Transportes del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, afirmó en su intervención que el puerto de Alicante es referente en España en cuanto al movimiento de pasajeros y mercancías, y además el de Santa Cruz de Tenerife aspira a convertirse en una verdadera plataforma logística hacia África

Rosa Dávila animó a todos los servicios portuarios a realizar "el mayor esfuerzo" para que las terminales sean rentables y capten el mayor tráfico marítimo posible. Al respecto, precisó que el transporte supone el 11 por ciento del Producto Interior Bruto de la economía canaria pero con el refuerzo de la actividad portuaria este porcentaje podría incrementarse.

La jornada forma parte del programa de actividades que llevará a cabo en Canarias la delegación institucional y comercial formada por la Autoridad Portuaria de Alicante y que se desarrollará desde el 15 al 18 de abril. En esta delegación participarán los principales miembros de la comunidad portuaria alicantina que aprovecharán la misión para consolidar sus servicios en el archipiélago y unir sinergias con sus homólogos canarios. De hecho, la intención de este Puerto es recuperar un liderazgo histórico en el movimiento de mercancías entre la Península y las islas".