'Centuriones' protestan frente a la Columna Trajana
Varios 'centuriones' del Coliseo protestan frente a la Columna Trajana. EFE

Una treintena de "centuriones", figurantes que trabajaban en el Coliseo vestidos como los antiguos soldados romanos, protestaron de nuevo este lunes en Roma para pedir su legalización después de que se prohibiera su presencia ante unos de los monumentos más visitados del mundo.

Los actores se concentraron frente a la Columna Trajana, en la plaza Venecia, con la pancarta "Alemanno, dacce na' mano" ("Alemanno, échanos una mano") con la que pedían al alcalde de Roma, Gianni Alemanno, que les deje posar delante del Coliseo para ser fotografiados junto a los turistas a cambio de una propina.

Aunque estos figurantes están también presentes en otras plazas y monumentos emblemáticos de Roma, el Ministerio de Bienes Culturales italiano ordenó al Ayuntamiento de Roma que les impidiese posar delante del Coliseo y en la adyacente avenida de los Foros Romanos al considerar que su actividad degrada los restos imperiales.

Entre los argumentos que manejan los responsables culturales de la zona está que el número de centuriones no ha dejado de crecer en los últimos años, cobrando precios abusivos a los turistas que posan junto a ellos, y que su presencia junto al Coliseo perjudica la imagen monumental del anfiteatro más famoso del mundo.

El portavoz de los centuriones afectados, David Sonnino, de 37 años, explicó que el colectivo, que no está organizado formalmente, pide una urgente regulación de su situación laboral porque para la gran mayoría es su único trabajo.

No habría abusos en los precios si hubiéramos tenido una situación de legalidad"Estamos dispuestos a pagar impuestos y a que nuestro vestuario sea estrictamente el que usaban los antiguos centuriones romanos", comentó Sonnino, que lleva once años trabajando de "centurión"."No habría habido ciertos abusos respecto a los precios cobrados a los turistas si hubiéramos tenido una situación de legalidad, con tarifas y rotaciones de los centuriones", señaló.

Según este representante, su labor no se limita a posar delante del Coliseo, sino que también ofrecen indicaciones a los cientos de turistas que pasean cada día por esta zona de Roma y que, según refiere, "piden información de Roma constantemente desde hace años, porque la ciudad está mal señalizada".

Se trata de la última protesta de estos actores, que ocuparon dos veces el Coliseo la semana pasada para exigir respuestas al Ayuntamiento.

"Si ahora con la crisis no hay trabajo ni para los licenciados, ¿cómo nos van a echar a nosotros?", comentó otro de los "centuriones", Alessio di Porto, quien refirió que, como él, muchos de ellos tienen serias dificultades para mantener a sus familias y no ven una alternativa laboral porque no tienen formación alguna.