La XIII edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC) de Valladolid, que se celebrará entre el 23 al 27 de mayo, programa nueve coproducciones frente a una única puesta en escena el pasado año y se "volcará" en los montajes de calle y en el 'teatro de los otros'.

Así se ha adelantado este lunes durante la presentación del TAC, momento en el que su director artístico, Javier Martínez, quien ha resaltado que la de 2012 será "la mejor" de todas las ediciones realizadas hasta el momento, ha explicado que el festival se "volcará" este año en los montajes de calle como "espacio abierto".

Tras señalar que una programación de estas características persigue construir "un único montaje" y que la crisis obliga a trabajar en esta línea y a apostar por un "cambio de actitud", Martínez ha resaltado la apuesta del TAC por el 'teatro de los otros', lo que en pasadas ediciones les llevó a programar trabajos centrados en personas con discapacidades así como mayores y que este les acercará al mundo del síndrome de Down.

El responsable artístico del TAC, quien ha reconocido que con esta apuesta cumplen con una "obligación" que, como institución pública, tienen atribuida, y ha apuntado a las propuestas de Circa y Kumulus como algunas de las de mayor relevancia de la oferta de este año, además de la intervención que se llevará a cabo sobre el mercado del Val.

La XIII edición destaca, según lo ha resaltado la concejal de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, por la nueve coproducciones, cifra sensiblemente superior a la del pasado año, cuando sólo se programó una.

Se trata, en concreto, de los trabajos de Albert Vidal, Eduardo Cuadrado, Fakir Eduard, PUTO Periodo, Lacuba, Finando Hilo, Xtrañas Producciones, Guetto 13-26 y Lokolook, punto en el que la concejal vinculó el incremento de esta cifra con el papel del Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA).

Estrenos absolutos y nacionales

Asimismo, se han programado nueve montajes que se estrenarán en Valladolid con carácter absoluto: 'El silencio blanco' de Albert Vidal, que recorrerá la calles de la ciudad en una convocatoria que terminará con un canto telúrico colectivo; Galizian Urban Project, grupo de parkour; Visitants estrenará la obra 'Judit & Paul' y la gala Claire, que representará por primera vez el montaje 'La sonrisa del náufrago', un solo de danza inspirado en la obra del escultor Eduardo Cuadrado y acompañado de música de piano y contrabajo.

Asimismo, en el marco de la sección Valladolid Propone se incluyen otros dos estrenos: 'Los Rodríguez, una familia en CRISIS', de La rueda ETC que convierte al espectador en protagonista, y 'F... esta', propuesta de danza contemporánea de La abuela danza, mientras que en Estación Norte se estrenarán, con carácter absoluto, 'Balada de la buena vida', un montaje musical de Lacuba que recorre las calles a ritmo de batería y saxo; una nueva versión de '¿Tragas o escupes?', de Xtrañas Producciones; 'Ciudades nómadas', de Teatro Encuentro; 'El cazador de ballenas', una reflexión sobre la creación artística de Ghetto 13-26 y 'Peregrinos', último montaje del escultor vallisoletano Eduardo Cuadrado.

Los nueve estrenos nacionales acercarán a Valladolid las creaciones más recientes de algunas compañías europeas y norteamericanas; se trata de Kumulus, que llegan desde Francia con 'Silence encombrant'; Antoine le Menestrel, de Lézards Bleus, que acercará su montaje de danza de riesgo 'La bourse ou la vie?'; Jo Bithume pondrá en escena el musical 'Boîte de rue'; los nueve integrantes de Gandini juggling llegan desde Reino Unido para representar 'Smashed', que aúna malabares y teatralidad; el comediante estadounidense Rob Torres acercará 'Funeeestuff' mientras que 'Felliliana', de la compañía italiana Ondadurto, rendirá homenaje al cineasta Federico Fellini.

Las 53 compañías que acudirán a Valladolid —29 tomarán parte en la Sección Oficial, diez en Estación Norte y 14 en Valladolid Propone—, presentarán sus trabajos en más de 175 representaciones que se desarrollarán en 26 espacios, cifra inferior a la de pasadas ediciones ya que se trata, según Martínez, de "abrir un abanico" de horarios para evitar una "afluencia masiva" y que las calles se conviertan en "intransitables".

La crisis que, según Cantalapiedra, marca la XIII edición del TAC, que reduce en un 30 por ciento su presupuesto —este año se queda en 500.000 euros—, es un término que invita a llegar a un "punto de partida distinto" para nuevas formas de expresión y comunicación, según Martínez.

En su opinión, el festival debe de decantarse por desarrollar "al máximo" la imaginación y debe de convertirse en foco de ideas, producciones y coproducciones.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.