Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes debido a un posible corrimiento del terreno que motivó que la estructura del puente cediera unos 40 centímetros, por lo que los agentes cortaron el tráfico de acceso al polígono Santiago Payà, a la altura de la zona de la calle Alicante, según las primeras observaciones de los técnicos municipales.

Así, y con carácter preventivo, desde el pasado domingo el puente permanece cerrado al tráfico de vehículos, que finalmente ha sido reordenado por el camino de la Murtera.

Desde el Ayuntamiento de Alcoy han señalado que la inspección de la zona para determinar el alcance del desplazamiento depende de la Conselleria de Infraestructuras.

El concejal de Espacios Comunes y Calidad Urbana, Paco Blay, ha explicado que el citado puente fue sometido a obras hace unos años, "precisamente por problemas debidos a la contención de las tierras de la zona". "La Conselleria fue la encargada de desarrollar los accesos al polígono, y por eso hemos pedido que inspeccionen el terreno y que las intervenciones necesarias se realicen por vía de urgencia".

Consulta aquí más noticias de Alicante.