'Debajo del Romero' es el título bajo el que se presenta el primer trabajo discográfico del cantaor onubense Jesús Corbacho. "A sus 25 años cabales" y sin tradición cantaora en su familia, Corbacho "como El Planeta y como Camarón, compaginó desde niño el cante con la guitarra, e incluso dio alguna que otra clase con Juan Carlos Romero, pero venció la voz.". Así lo ha presentado este lunes en Sevilla la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María de los Ángeles Carrasco.

Durante su intervención, y según se indica en nota de prensa, Carrasco ha destacado la formación cantaora de Jesús Corbacho como "un cantaor de atrás, que aprendió el arte del compás de bailaores y bailaoras de primera fila" y que con 'Debajo del romero' "no solo está llamado a ser un referente indudable en su carrera flamenca sino en el flamenco propiamente dicho".

'Debajo del romero' es el título que ha dado este jovencísimo cantaor onubense a un disco producido por Juan Requena y por Oscar Lago. Él suele confesar que está más cerca del estilo y de la actitud ante el arte de Marchena y de Caracol, de quien por supuesto se acuerda en esta obra. Sin embargo, hay que tener en cuenta que entre el cuadro de profesores de la Fundación Cristina Heeren donde cursó estudios, se encontraban Paco Taranto y José de la Tomasa. Y entre los cantaores de cabecera, ha tenido también Antonio Mairena y de Camarón de la Isla.

"Nos encontramos ante un cantaor largo en cuanto a la selección de cantes, y así lo demuestra en esta grabación. Es heterodoxo, aunque para su debut discográfico en solitario no se aparte un ápice del canon. Sin embargo, en su repertorio se muestra abierto a congeniar cantes de ida y vuelta con seguiriyas, bulerías, tangos o los fandangos de su tierra, una disciplina en la que ya destacó desde niño cuando se hizo acreedor al premio que lleva el ilustre nombre de Paco Toronjo", continua Carrasco. Sobre todo, se trata de un cantaor cabal, comprometido con su tiempo y con el flamenco de su tiempo.

El disco incluye un homenaje a Niño Miguel, "a quien no duda en cantarle en plena calle" o a Enrique Morente, el maestro a quien tuvo la suerte de conocer en Buenos Aires. Editado por Picap, el disco ha sido grabado en Casa Requena con la producción de Juan Requena y Óscar Lago. Han participado en la grabación, entre otros, José Valencia, Inma Rivero, Inma de la Cruz, Ramón Porrina, Israel Katumba, Pablo Suarez, Yelsi Heredia o Manuel Parrilla. En su intervención, Corbacho ha tenido palabras de especial agradecimiento por Requena y Lagos que han participado además en la grabación del disco.

El cantaor onubense ha querido agradecer además a la discográfica, que se interesó por su trabajo al escuchar unos cantes en RNE, "había mandado una maqueta al programa 'El Ojo crítico', lo escucharon en Picap y me ofrecieron grabar este disco. Quiero agradecer a la discográfica que se ha volcado en este trabajo, así como a todos los colaboradores, a los que he conocido cantando desde atrás, a mi familia y a mi manager".

Manuel Moraga dice de Jesús Corbacho que es un cantaor "joven y maduro", "capaz de aprehender el pasado para diseccionarlo y terminar moldeando una forma absolutamente personal, apoyado -hay que resaltarlo- en su peculiarísima sonoridad. Corbacho lee con precisión el espíritu de cada cante para que éste mantenga en su voz -y en su decir- su más genuino aroma. Cante añejo transportado al siglo XXI, no como mímesis, sino como reelaboración.". El mismo cantaor ha definido su cante flamenco con "los giros que me manda el corazón".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.