El Sindicato Médico de la Región de Murcia, tras un primer análisis del Plan de Reequilibrio Económico y Financiero 2012-2013, rechaza, de forma tajante, las medidas generales incluidas en esta propuesta, aprobada inicialmente en Consejo de Gobierno el pasado viernes.

Por ello, el Sindicato Médico convoca con la máxima urgencia a su Consejo Ejecutivo y Junta de Delegados, para emprender la toma de decisiones.

En opinión de CESM, este nuevo plan de reajuste presupuestario "determina una falta de equidad, al mismo tiempo que supondrá un claro deterioro progresivo de la calidad asistencial y de las condiciones de trabajo de los médicos del sistema público de Sanidad regional".

Esta organización sindical ha estudiado en profundidad el Plan, concluyendo que "las medidas que acoge y que afectan directamente a los médicos y a la calidad asistencial de forma negativa son la pérdida de días de permiso, licencias y vacaciones, una merma de alrededor del 40 por ciento en los primeros 42 días de las retribuciones por incapacidad temporal, las suspensiones del Plan de Acción Social y el Plan de Pensiones, la jubilación obligatoria de los facultativos a los 65 años, y la nueva optimización de los módulos de más de 55 años".

Igualmente, tal y como recoge este Plan del modo que ha sido planteado en la actualidad, los médicos del SMS y la calidad de la asistencia sanitaria que recibirán los ciudadanos "serán perjudicados con una posible eliminación de la autoconcertación (peonadas) y el cierre de centros y puntos asistenciales, la reducción del número de efectivos de guardias y la eliminación del complemento de tardes y de las sustituciones".

Finalmente, el Sindicato Médico subraya que todas estas medidas inciden "en la disminución de una media de otros 500 euros menos al mes en el salario de los médicos del Servicio Murciano de Salud".

Consulta aquí más noticias de Murcia.