La Asociación de Jefes de Policía Local de las comarcas gerundenses ha reclamado la apertura de un debate sobre las armas que tienen que usar y llevar los agentes de los diferentes cuerpos policiales españoles, y es que a día de hoy solamente disponen de las técnicas de autoprotección aprendidas, de la porra y de la pistola.

"Es necesario un debate técnico y social sobre las herramientas y armas que tiene que llevar la policía y del uso que tiene que hacer", ha afirmado el secretario de la asociación y jefe de la Policía Local de Olot, Ignasi López, durante la presentación de la memoria de las Policías Locales de Girona de 2011.

Y es que, en opinión de las policías locales gerundenses, la diferencia entre la porra y el arma de fuego es demasiada, por lo que reclaman a las administraciones una normativa que regule las armas intermedias, como pistolas eléctricas o de bolas de pimienta.

"No queremos debatir sobre el uso de un arma en concreto, el problema lo tenemos por la diferencia que hay entre las que tenemos actualmente, porque hay armas intermedias, que ya se usan en países europeos y que son menos perjudiciales que las armas de fuego en el momento de tener que reducir a una persona", ha expuesto el vocal de la asociación y jefe de la Policía Local de Figueres, Josep Maria Riera.

Actualmente hay algunas policías locales que ya utilizan, por ejemplo, las pistolas eléctricas, pero no está regulado de ningún modo, por tanto, "es a cuenta y riesgo de cada uno llevarla porqué no hay un marco jurídico claro".

En este sentido, el presidente de la asociación y jefe de la Policía Local de Platja d'Aro, David Puertas, ha pedido también que se revise la Ley de las Policías Locales, ya que es de 1991 y ha quedado totalmente "desfasada", en el tema de armamento, por un lado, pero también por todo el trabajo que actualmente realiza el cuerpo y que no está regulado.

"La Ley ha quedado desfasada y toca adaptar la norma a la realidad actual. Además, también se tendría que vertebrar un sistema de policía única para evitar las duplicidades que se han hoy en día", ha añadido Puertas.

MEMORIA 2011

En el acto de presentación de la Memoria de actividades de las Policías Locales de Girona, celebrado en Figueres, López ha destacado, entre los datos presentados, el incremento de más de un 66% de los vehículos denunciados por exceso de velocidad en el interior de los municipios.

Este 2011 se hicieron en la provincia un total de 608 controles y el total de vehículos denunciados fue de 13.309, mientras que el año anterior la cifra era de unos 8.000 conductores denunciados.

"No necesariamente es que la gente corra más, simplemente que se ha tomado conciencia de la importancia de la velocidad en el interior de los municipios y muchas localidades han instalado radares fijos, por lo que la cifra también se ha incrementado", ha explicado López.

Otro dato destacado es el de heridos graves en accidente de coche: en 2010 la cifra era de 260 personas, mientras que este 2011 descendió hasta los 162; en relación al número de víctimas mortales en accidentes en el interior de municipios, la cifra se mantiene igual, con un total de once fallecidos tanto en 2010 como el pasado año.

Las policías locales de Girona cerraron 2011 con un total de 13.180 denuncias y atestado en el ámbito penal, según la memoria.

Consulta aquí más noticias de Girona.