El Partido Popular ve "bochornoso" que el PSOE reclame, dada la actual situación económica y financiera de la región y del país, el desarrollo de infraestructuras que "ellos han dejado de hacer" durante sus gobiernos y les ha reclamado que "esa mano que ofrecen" sea para apoyar a un Gobierno que "está tomando decisiones complicadas, pero absolutamente necesarias para el futuro del país".

De este modo se ha pronunciado el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ha dado, sobre la propuesta del PSOE que ha ofrecido al Gobierno de María Dolores de Cospedal un "gran pacto" para sacar adelante las infraestructuras de comunicación que son "estratégicas" para el desarrollo futuro de Castilla-La Mancha.

"Que el PSOE hable ahora, en la situación de crisis y de desastre financiero de la región y del país que ellos han ocasionado, de las infraestructuras es no tener vergüenza", ha condenado el portavoz de los parlamentarios 'populares'.

Dicho esto, Cañizares ha asegurado que Castilla-La Mancha "estaba mejor" al final del Gobierno de José María Aznar en la tramitación y gestión de ciertas infraestructuras que en la actualidad, después de ocho años de Gobierno socialista.

A modo de ejemplo, Cañizares ha hablado de la A-41, que ha de unir Toledo y Ciudad Real, del polígono de SEPES en Ciudad Real, de la Autovía de la Alcarría o del Parador de Turismo en Molina de Aragón.

"Es bochornoso que hable de agilizar trámites y compromisos quién se ha dedicado a entorpecerlos, como pasó en el pleno de la semana pasada con el Parador de Molina de Aragón. Con qué cara se viene a reclamar cuando no se ha hecho nada en siete años, bueno sí, poner una primera piedra. Para fiestas y vinos el PSOE es único, pero para ejecutar obras, en ocho años estamos peor que en 2003", ha insistido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.