Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) incorporará a lo largo del presente año 18 nuevos trenes a la red de Metrovalencia. La puesta en servicio de las unidades de la serie 4.300, construidos por Vossloh, permitirán retirar de la circulación las de la serie 3.900, que actualmente prestan servicio en las Líneas 3 y 5, según ha informado el Consell en un comunicado.

Para proceder a la incorporación de los nuevos trenes, ya entregados a FGV, es necesario incorporar a su sistema de conducción el dispositivo compatible con el ATO (Automatic Train Operation), en servicio en los tramos subterráneos de Metrovalencia.

Con la finalidad de ahorrar costes en este proceso, FGV utilizará el dispositivo instalado en los trenes que dejarán de circular en los próximos meses. Esta decisión permitirá que la empresa ponga en venta las unidades de la serie 3.900, en servicio desde 1995. En este sentido, FGV ya ha iniciado contactos para encontrar comprador para estos 18 trenes.

FGV comenzará a partir de mayo los trabajos necesarios para incorporar los nuevos trenes a la circulación. La empresa estima que, en un plazo de unos cinco meses, se habrá completado el proceso de renovación, sin afectar al servicio que se presta diariamente a los viajeros.

Con la incorporación de estos 18 trenes FGV moderniza completamente el parque móvil de trenes de Metrovalencia, con todas las unidades incorporadas entre 2007 y 2012. En total, la empresa tendrá en servicio 58 trenes para las Líneas 1, 3 y 5.

Las cuatro unidades de la serie 4.300 que restan por entregar, serán equipadas con el ATO por la empresa Dimetrónic, como se ha venido haciendo en el resto del parque móvil de esa serie.

El coste por unidad de desmontaje del ATO en la serie 3.900 y posterior montaje en la serie 4.300 es de 20.222 euros. El total para 18 unidades es de 363.996 euros. El coste por unidad de suministro y montaje del ATO en la serie 4.300 es de 91.000 euros. El total para 4 unidades es de 364.000 euros.

En el caso de realizar una instalación nueva en los 18 trenes mencionados, el presupuesto ascendería a 1.638.000 euros, lo que significa que FGV se ahorra con esta decisión 1.274.00 euros.

Velocidad máxima de 80 KM/H

Las unidades de la serie 4.300, fabricadas por Vossloh en Albuixech, están dotadas de los últimos adelantos tecnológicos y con funcionamiento totalmente informatizado. La velocidad máxima en servicio es de 80 kilómetros por hora.

Las nuevas unidades cuentan con los últimos adelantos de ayudas a la conducción y al mantenimiento, ofreciendo al conductor información sobre incidencias y actuaciones recomendadas mediante conexión al ordenador, así como la información histórica necesaria para el mantenimiento predictivo.

Con un diseño de "máxima seguridad", cuentan, además, con todas las comodidades y prestaciones, como mejoras en el aislamiento acústico de los coches, aire acondicionado independiente para cabina y compartimiento de viajeros, equipo de video vigilancia, instalación de un equipo de detección de incendios, equipo de radio tren-tierra, etcétera.

Consulta aquí más noticias de Valencia.