La Universidad de Cantabria (UC) está "a la expectativa" del recorte de 3.000 millones de euros anunciado por el Gobierno central para el ámbito educativo, aunque como ha aclarado el rector, José Carlos Gómez-Sal, no es lo mismo que haya "recortes" que "reajustes".

Así, en esta institución educativa están a la espera de "ver en qué consisten", y comprobar si realmente se trata de "recortes" o quizá de "reajustes", lo que se abordará este jueves en el Consejo General de Universidades.

En declaraciones a lo periodistas tras un encuentro que ha mantenido con el consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, el rector de la UC ha indicado que habrá que "hacer frente" a la medidas que haya que adoptar, pero con la "prioridad" de "mantener la calidad".

Preguntado por la posibilidad de subir las tasas universitarias, Gómez-Sal ha recordado que las de la UC son "las más bajas", pero ha apostado por la "prudencia" y ha abogado por esperar a conocer las medidas concretas que se propongan antes de decidir cuáles se adoptarán.

El rector de la UC cree que la reunión del jueves también servirá para clarificar la decisión del Gobierno de encargar a un grupo de expertos el análisis del sistema universitario y presentar propuestas de mejora.

"Son las personas que ha elegido el Ministerio", ha comentado sobre los expertos el rector, que ha añadido que "hay que ver en qué consiste el trabajo que quieren hacer".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.