Otorrino
Un médico examinando la garganta de un paciente. WIKIPEDIA/Shane T. McCoy

Usamos la voz, de un modo natural, pero pocos la cuidan. Es un elemento fundamental de muestro aspecto y presencia, pero apenas sabemos de ella y de cómo mantenerla en buen estado.

No debemos carraspear y tampoco toser con fuerzaEste lunes 16 de abril es el Día Mundial de la Voz. Aprovechando su celebración, tomamos nota de los consejos y recomendaciones de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cervico-Facial (SEORL).

Según el presidente de la SEORL, el doctor Primitivo Ortega, el uso correcto de la voz implica un aprendizaje: "Es necesario conocer el mecanismo de la fonación y los recursos de la voz para tomar conciencia de los propios hábitos y corregirlos". Sus consejos se resumen en este decálogo.

Diez consejos para cuidar la voz

  • Evitar el ruido ambiente
    Es lo que más perjudica a la voz puesto que obliga a hablar con un volumen que supere ese ruido. Por otro lado, al gritar pueden aparecer nódulos y con la tensión una mayor posibilidad de lesión, al contraerse más las cuerdas vocales.
  • No forzar la voz
    Cada persona tiene una resistencia que depende de sus características personales y de su entrenamiento vocal. Cuando se sobrepasan estos límites aparece la disfonía y la predisposición a padecer enfermedades vocales. Por lo general, se puede hablar cuatro horas diarias y cantar dos.
  • No fumar
    El humo del tabaco es el principal elemento tóxico, puesto que además de irritación provoca sequedad.
  • Una buena hidratación
    Las cuerdas vocales necesitan estar bien lubricadas con una capa delgada de mucosidad. Para ello, lo mejor es beber al menos 1,5 litros diarios. En cambio, las bebidas alcohólicas y con cafeína disminuyen la lubricación que las cuerdas vocales necesitan. Un ambiente seco también complica la situación y ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, los antidepresivos y los antihipertensivos, provocan sequedad de la mucosa.
  • Dormir lo suficiente
    Dormir menos de 6 horas provoca cansancio vocal y la predisposición a sufrir lesiones.
  • Evitar carraspeos y no toser con fuerza
    La forma más segura y eficiente de aclarar la garganta es respirar lo más profundamente posible, manteniendo la respiración por un momento y produciendo una “H” silenciosa y forzada mientras se exhala el aire.
  • Hablar poco en caso de laringitis
    De no ser así pueden aparecer hemorragias y otras lesiones estructurales.
  • Una alimentación equilibrada
    Con un buen estado de salud general se opone una mayor resistencia al esfuerzo vocal.
  • Proteger la garganta
    La garganta debe estar protegida por fuera (sobre todo ante el frío) y por dentro. Los preparados de própolis de dispensación farmacéutica ayudan a protegerse de virus y bacterias.
  • Acudir al otorrino
    Las alteraciones de la voz que duran más de 15 días suelen reflejar una alteración estructural en las cuerdas vocales que puede incluso llevar a la aparición de neoplasias (cáncer glótico). En estos casos siempre hay que consultar con un otorrinolaringólogo.