Sor María Gómez Valbuena
Sor María Gómez Valbuena, a su llegada a los juzgados de la Plaza de Castilla. JORGE PARÍS

La Plataforma de Afectados por la Causa de los Niños Robados criticó este domingo la "actuación pasiva" de la Conferencia Episcopal respecto a la religiosa María Gómez Valbuena, sor María, primera imputada en la causa del robo de bebés.

Esperamos que la justicia no dinamite toda la culpa a una sola monja y prosiga la investigación en esta línea

En un comunicado, la Plataforma considera que sería "de vital importancia" que la Conferencia Episcopal condenara de forma "tajante" los robos de recién nacidos que tuvieron lugar en clínicas, hospitales y orfanatos durante varias décadas.

"Esperamos que la Conferencia Episcopal condene públicamente y colabore con la justicia en beneficio de las miles de familias víctimas por el robo de sus hijos", señala la Plataforma.

Asimismo, insta a "cualquier miembro arrepentido de las diversas congregaciones religiosas existentes" que pudiera tener información en relación a la causa de los "niños robados" a acudir a las asociaciones o a las distintas fiscalías provinciales.

"Esperamos que la justicia no dinamite toda la culpa a una sola monja y prosiga la investigación en esta línea", insiste la asociación.

Sor María, a la que María Luisa Torres acusa de haberle arrebatado a su hija recién nacida en la clínica Santa Cristina de Madrid en 1982, compareció el pasado 12 de abril en un juzgado de Madrid, en calidad de imputada por la causa del robo de bebés y se acogió a su derecho a no declarar.

Posteriormente, la religiosa, en una carta abierta a la opinión pública, aseguró que son completamente falsos los hechos que se le imputan y que le "repugna" la separación bajo amenazas de un recién nacido de su madre.