"Todo ha salido muy bien, está en buena manos", ha declarado en la tarde del viernes la infanta Elena sobre la operación de cadera a la que ha sido sometido el rey, tras visitarle en el hospital madrileño donde está ingresado. Doña Elena ha abandonado el hospital USP San José, donde ha permanecido durante una hora y tres cuartos, y antes de acceder a su coche ha respondido brevemente a unas preguntas de los numerosos periodistas que aguardaban su salida.

"Está muy bien", ha contestado a las primeras preguntas que le han hecho los reporteros, interesados por la situación del jefe del Estado, que se rompió la cadera en una caída accidental ocurrida en Botsuana, país al que se desplazó en viaje privado para practicar la caza mayor.

La infanta Elena ha ido acompañada de su hija Victoria Federica y ha coincidido en el hospital con su hermano, el príncipe Felipe que ha llegado poco después en torno a las 20.00 horas del sábado.

"Le veremos renovado"

El príncipe Felipe ha asegurado tras visitar a su padre en el hospital que está "muy bien, muy animado, con hambre y deseando enseguida levantarse y volver a la actividad".

Don Felipe ha permanecido en el hospital USP San José cerca de una hora, en la que ha comprobado el buen ánimo del monarca, que incluso está contento, ha asegurado, de haber superado el trance de la implantación de una prótesis de cadera porque era algo que él sospechaba que "antes o después iba a tener que hacerse".

"Ya le conocéis, es imparable, así que pronto le veremos renovado y contento", ha manifestado el príncipe a los numerosos periodistas que le aguardaban a las puertas del centro sanitario.

Se espera que el Jefe del Estado permanezca todavía cuatro o cinco días ingresado recuperándose de una intervención que ha sido considerada un éxito por los médicos.

Froilán está "aguantando, el pobre"

La infanta Elena se ha referido también a la recuperación de su hijo Felipe Juan Froilán, también ingresado en un centro sanitario como consecuencia de una herida en el pie derecho que se ocasionó al disparársele una escopeta del calibre 36 cuando estaba acompañado de su padre, Jaime de Marichalar.

"Está muy bien, aguantando el pobre", ha comentado doña Elena, quien ha hecho notar que su hijo tiene una vía por la que le suministran los antibióticos. En dos o tres días recibirá el alta, ha añadido.

Encuesta

¿Qué te parece el viaje privado para cazar del rey?

Una vergüenza, el monarca no debería permitirse estos lujos en tiempos de crisis.
61,38 % (5944 votos)
Absolutamente normal, como cualquier ciudadano el rey puede tener actividades privadas.
12,05 % (1167 votos)
Este asunto es una sandez, lo que habría que debatir es el papel de la monarquía.
26,57 % (2573 votos)