Manifestación por los derechos civiles
Vecinos de Barcelona protestan, en defensa de los derechos y libertades civiles, contra el anuncio del conseller de Interior, Felip Puig, de establecer límites al derecho de reunión. Marta Pérez / EFE

Más de un millar de personas se han concentrado en la mañana de este sábado en la Plaza de Catalunya de Barcelona para exigir al conseller de Interior, Felip Puig, y al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que frenen el recorte de derechos y libertades civiles que creen que comportarán las reformas que ambos han anunciado.

La protesta, convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), ha reunido a entre 2.000 y 4.000 personas, según los organizadores, mientras que los Mossos d'Esquadra han rebajado la cifra de asistentes hasta las 800 personas.

Si bien el acto se había convocado principalmente como respuesta ciudadana a los anuncios del conseller y del ministro de endurecer los castigos a los actos de vandalismo callejero, tras los sucesos registrados en Barcelona el día de la huelga general, la concentración también ha servido para pedir la libertad de los dos jóvenes encarcelados tras los incidentes de ese día.

Los asistentes han coreado consignas en favor de la libertad de estos dos estudiantes y de la libertad de expresión, y el presidente de la FAVB, Jordi Bonet, ha instado a Puig y a Fernández Díaz a "rectificar y, si no, a marcharse a casa".

Bonet ha lamentado que se quiera considerar delito la resistencia pacífica, y ha denunciado que los gobiernos catalán y español quieren aprovechar "casos aislados" de violencia para "reducir derechos y libertades civiles", unas conquistas que "no son negociables", ha dicho.

La concentración ha reunido a los 'yayoflautas', jubilados que protestan por los recortes socialesCon el denominador común de la defensa de los derechos sociales y las libertades civiles, la concentración ha reunido a representantes de la FAVB, a dirigentes políticos de formaciones de izquierda, a colectivos que pedían la libertad de los jóvenes detenidos, a los llamados 'yayoflautas' (jubilados que protestan contra los recortes sociales) e incluso a perjudicados por las participaciones preferentes, entre otras personas.

El secretario general de ICV, Joan Herrera, y el coordinador general de EUiA, Jordi Miralles, que han reclamado la libertad de los dos jóvenes encarcelados, han asistido a la protesta, y también se ha podido ver en la concentración, apoyada públicamente también por PSC y ERC, al diputado de Solidaritat Uriel Bertran.

Altercados durante la huelga general

La concentración de este sábado, en la que también se han escuchado gritos que pedían la dimisión de Puig, ha coincidido con el 81 aniversario de la proclamación de la II República, por lo que a las pancartas en defensa de la libertad de expresión y de otras que se preguntaban si protestar "es terrorismo" se han sumado varias decenas de banderas republicanas.

El exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo ha subrayado que los actos vandálicos que se produjeron durante la huelga general en Barcelona son "incidentes aislados" con una "relevancia nula sobre el sistema democrático".

Jiménez Villarejo ha contrapuesto las reformas anunciadas para recortar derechos civiles con el indulto a agentes de los Mossos "condenados por torturas" o con la aprobación de una reforma laboral que supone, a su juicio, un "golpe de Estado constitucional" contra los derechos laborales.

También han intervenido en el acto el abogado August Gil Matamala y la activista de entidades para el desarrollo y la paz Gabriela Serra, que ha asegurado que "si Mahatma Gandhi aún existiera, Puig le encarcelaría" por resistencia pacífica.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.