Selectividad
Varios estudiantes realizando un examen de Selectividad, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El Ministerio de Educación contempla la posibilidad de que la reforma educativa ya anunciada implique cambiar los planes de estudio de primaria, secundaria obligatoria y bachillerato, los programas de cualificación profesional inicial y la Selectividad.

Ese departamento está estudiando la necesidad de reforzar las materias instrumentales o troncales del bachillerato y cómo hacerlo, "lo que pudiera llegar a suponer una modificación" de los currículos y del procedimiento de su conformación.

Esas asignaturas "son precisamente las que afloran en los informes internacionales como aquellas en que el sistema educativo español manifiesta mayor debilidad (matemáticas, lectura, ciencias)", argumenta el Ministerio en los documentos explicativos que acompañan al proyecto de presupuestos de 2012.

Educación apunta a mantener las actuales modalidades del bachillerato y, al mismo tiempo, "conciliar" ese refuerzo con las posibilidades de diversificación en diferentes itinerarios. Las modalidades de bachillerato se conforman mediante la inclusión en las mismas de materias comunes, otras de modalidad y las optativas.

De esta forma se genera un "amplísimo abanico" de asignaturas que los centros de enseñanza han de ofrecer con el resultado final de "un aumento del coste económico" y un número "muy alto" de materias que han de encajarse en el horario de los alumnos.

Acceso a la Universidad

También se estudia el procedimiento de evaluación externa en el bachillerato y del acceso a la Universidad. Esto "podría llegar a suponer una modificación de la actual prueba de acceso a la Universidad, así como los procesos de evaluación de las etapas anteriores al bachillerato y de las condiciones de promoción entre cursos", dice el Ministerio.

Las becas se concederán al superar una nota mínima y solo para la primera matrículaHay que tener en cuenta, advierte, los efectos que estas medidas puedan generar en las etapas educativas anteriores (secundaria obligatoria y primaria), "lo que puede llegar a suponer modificaciones en el currículo de las mismas".

El núcleo de la reforma apuntada por el Gobierno consiste en "sustituir" el actual cuarto curso de la ESO por uno "marcadamente propedéutico", tanto en el itinerario del bachillerato como en el de FP de grado medio.

La intención es que esto permita anticipar un año la elección básica de itinerario, es decir, el horizonte temporal de la enseñanza obligatoria sigue siendo el mismo (16 años), pero "cambia el contenido y carácter del último de los cursos".

Además, "es preciso eliminar las rigideces del sistema" que pudieran tener efectos sobre el abandono escolar, lo que podría implicar, según el Ministerio, una modificación de los programas de cualificación profesional inicial.

Una FP más empresarial

Sobre la FP dual que prepara el Gobierno, se basa en un incremento "sensible" de la preparación de los alumnos en empresas, con dos opciones: bien que tal actividad no tenga naturaleza laboral o bien que esté "asociada" a la nueva figura del contrato para la formación y el aprendizaje.

En el capítulo de becas, el Gobierno calcula que el cambio de los requisitos académicos que tendrán que cumplir los alumnos para ser beneficiarios de ellas "limitará el crecimiento de los costes de las convocatorias".

Un Real Decreto que prepara el Gobierno para el curso próximo (2012-2013) incidirá sobre las "notas mínimas" en las pruebas de selectividad para la concesión de becas generales universitarias y en el porcentaje de créditos que habrá que superar en el primer curso de carrera para la renovación en los posteriores. Aparte, se plantea que la beca cubriera solo la primera matrícula de los estudios, pero no la segunda ni posteriores cuando se sea repetidor.