Javier Arenas
El vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP, Javier Arenas. Miguel Ángel Molina / EFE

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, aspirará a su reelección en el próximo congreso regional y ha asegurado que no existe "ninguna hipótesis" por la que se vaya a centrar en la política nacional y que aún no es momento de decidir si optará de nuevo a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Además, asegura que su partido ejercerá el "liderazgo" en el Parlamento de su comunidad ante un gobierno "formado por perdedores".

En una entrevista, Arenas ha anunciado que su labor va a seguir "centrada" en Andalucía y que va a continuar en el Parlamento andaluz como líder del grupo mayoritario, y ha reiterado que sus ambiciones personales "están más que colmadas" y que su "ambición y vocación" se centran en la comunidad andaluza.

Arenas afirma que será reelegido como líder de los 'populares' andaluces si su compañeros "creen que es positivo""Esa ambición y esa vocación son más intensas después de haber ganado las elecciones el día 25 de marzo", ha subrayado Javier Arenas, quien ha reiterado que continuará "ayudando" al presidente del PP, Mariano Rajoy, como vicesecretario de Política Autonómica y Local del partido.

Javier Arenas ha señalado que en el Congreso regional, que aún no tiene fecha pero que podría celebrarse después del verano, será reelegido como presidente del partido si sus compañeros "creen que es positivo" para esta formación política.

Preguntado por si volverá a aspirar a la Presidencia de la Junta (sería la quinta vez), ha dicho que para las andaluzas restan cuatro años "y no es una decisión que tengamos que tomar ahora y, por supuesto, no vamos a adoptar ahora", porque ahora lo que toca es la "satisfacción" por haber hecho que el PP sea la primera fuerza.

"El partido está más cohesionado y más unido que nunca tras tres victorias electorales en diez meses y a partir de ahí nadie del partido se plantea una decisión con respecto a la candidatura para dentro de cuatro años", ha subrayado Arenas, quien ha mostrado su agradecimiento y confianza a su partido y a Mariano Rajoy.

Ha dicho que su partido ejercerá el "liderazgo" dentro del Parlamento andaluz ante un gobierno "formado por perdedores", si fructifica un acuerdo entre el PSOE e IU, y ha avanzado que habrá que estar pendiente de la decisión del Tribunal Constitucional sobre la reforma de la ley electoral que impide a los alcaldes compatibilizar su cargo con el de diputado.

"Tiene sentido que un diputado del PP presida el Parlamento"

Arenas, que ha pedido al líder del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, que "reflexione" sobre la decisión de "expulsar" a los alcaldes del Parlamento ahora que "no hay intereses electorales", ha dicho que la semana próxima se adoptarán las decisiones relativas al grupo parlamentario, y a la presencia del PP en las comisiones de la Cámara.

Ha dicho que tiene "claro" que el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, es una "figura esencial" para el partido y que Esperanza Oña "ha sido una buena portavoz y una buena número uno por Málaga", y que va a seguir siendo "muy importante" en el proyecto del PP andaluz, aunque la decisión sobre si seguirá ostentando el cargo la tendrán "los cincuenta diputados" del grupo popular.

Avisa de que la "previsible" confrontación entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central es "perjudicial" para la primeraArenas ha dicho que "tiene mucho sentido" que un diputado del PP pudiera ser presidente del Parlamento porque su formación ha sido la más votada en las elecciones, aunque cree que este cargo se incluirá probablemente en "el reparto de poder" entre PSOE e IU.

Ha confiado en que en esta legislatura se den "pasos" para la regeneración institucional y que "nadie" piense que con la creación de una comisión de investigación sobre los ERE fraudulentos esta regeneración está hecha, pero sí ha advertido sobre la necesidad de que se puedan crear comisiones parlamentarias sin mayoría absoluta.

Según el dirigente popular, toda la legislatura debe girar en torno a la lucha contra la crisis económica y la creación de empleo, así como en "devolver" las instituciones a los andaluces y que el Parlamento sea "el eje central" de la vida política andaluza, además de que se "entierre el rodillo y la prepotencia".

Javier Arenas ha recordado que propuso un pacto de gobernabilidad al PSOE haciendo una "renuncia expresa de su ambición personal", algo que marca un compromiso "para toda la legislatura" y que harán que el grupo popular apoyará todas las iniciativas "que vayan en la buena dirección" de acuerdo con su programa de gobierno.

La "previsible" confrontación del futuro gobierno andaluz con el Ejecutivo de Rajoy es "perjudicial" para Andalucía, según Arenas, para quien la crisis económica es "de tal magnitud" que exige de mucha "corresponsabilidad y no de enfrentamientos estériles", porque al final lo que el PSOE va a querer tapar es "el récord de paro, de abusos y la precariedad de las cuentas públicas" andaluzas.