La Policía ha desarticulado un grupo organizado que robaba coches en diferentes localidades de Alicante y Murcia y después los desguazaba para venderlos por piezas en Marruecos. La Policía ha detenido a nueve personas y se han esclarecido 30 robos, tras el registro de los agentes en seis inmuebles de varias pedanías de Orihuela (Alicante), según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los implicados desmontaban los vehículos robados en una casa de campo, situada en la barriada de Los Miras, en Los Montesinos (Alicante), y transportaban las piezas en furgonetas, al norte de África, a través del puerto de Algeciras, y utilizaban facturas falsas de desguaces para justificar su procedencia en los controles policiales.

También sacaban vehículos completos a los que cambiaban las matrículasEn otras ocasiones sacaban vehículos completos después de haberles cambiado las placas de matrícula por otras de coches de la misma marca y modelo, con documentación falsa.

Las piezas de automóviles intervenidas están valoradas en medio millón de euros. En un encuentro con medios de comunicación, el cuerpo policial ha mostrado los efectos intervenidos, entre los que figuran 18 chasis, motores de coches de las marcas Mercedes, BMW y Volkswagen, dos salpicaderos, 18 paragolpes, 62 neumáticos, dos salpicaderos y 32 placas de matrículas.

Además, los agentes han logrado recuperar seis vehículos completos, que portaban placas falsificadas, según ha explicado el inspector jefe de la Comisaría de Orihuela (Alicante), Luis Lombarte.

Origen de la investigación

La investigación se inició en septiembre de 2011 al identificar a tres individuos marroquíes dedicados a sustraer automóviles en la Vega Baja de Alicante, aprovechando que sus conductores los dejaban de forma momentánea con las llaves puestas, principalmente repartidores de mercancías.

El grupo tenía otra finca, en Callosa de Segura, donde ocultaban las piezas de mayor valor antes de darles salida en el mercado, mientras que las piezas desechadas y la mayoría de los chasis los depositaban en una nave industrial en estado de abandono situada en Crevillent.

Seis de los detenidos fueron localizados en los municipios alicantinos de Redován (2), Cox (1), Callosa de Segura (2) y Orihuela (1), mientras que el resto fueron identificados en Algeciras (Cádiz), Marbella (Málaga) y Lorca (Murcia), ha detallado Lombarte. Precisamente, la detención del último fue el origen de la investigación.

Los policías interceptaron en Lorca una furgoneta de grandes dimensiones cuando se dirigía cargada de gran cantidad de piezas de valor de los vehículos sustraídos, entre ellas motores de coches Mercedes, BMW y Volkswagen, hacia el Puerto de Algeciras, y su conductor, de nacionalidad marroquí, detenido.

El resto de integrantes del grupo, también marroquíes, fueron arrestados en diversas localidades de Alicante, en Algeciras y en Marbella. La operación continúa abierta y los detenidos han sido puestos a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Murcia.