El Gobierno central y los ejecutivos autonómicos del PP han sellado este sábado un "gran pacto" en favor de la austeridad, la estabilidad presupuestaria y la garantía de los servicios sociales básicos, convencidos de que las reformas previstas permitirán a España salir de la crisis económica.

Este "gran pacto", como lo ha calificado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante la presentación del mismo en rueda de prensa, se ha rubricado en la reunión que ha mantenido en Madrid el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los barones autonómicos de su partido

El Gobierno y las Comunidades garantizarán los servicios sociales básicos y sus derechos estableciendo un sistema de prioridades, según anunció CospedalTambién ha asistido la cúpula del PP, así como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y José Manuel Soria.

Los presidentes de CC AA gobernadas por el PP han expresado su total respaldo al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado y se han comprometido a incluir las pautas de los mismos en los presupuestos de sus respectivas Comunidades y a hacer todo lo necesario para cumplir con el objetivo de déficit fijado para ellas en 2012, un 1,5% del PIB.

Gobierno y barones del PP se han comprometido igualmente a garantizar a todos los ciudadanos los servicios sociales básicos y sus derechos, y, para ello, se está estableciendo un sistema de prioridades.

"De otra manera, con la situación heredada, sería imposible mantener esos servicios básicos y los derechos de los ciudadanos", ha precisado la presidenta castellano-manchega antes de calificar de "total" ese compromiso.

Las prioridades en servicios básicos del PP

Al pedirle algún ejemplo de esas prioridades, ha señalado que en su comunidad, Castilla-La Mancha, ella entiende que deje de ser gratuito el transporte para los mayores de 65 años no se puede considerar como la eliminación de un derecho social si eso permite mantener el servicio sanitario para ese colectivo.

"No hay que dejarse llevar por algunos que intentan llamar derechos sociales a lo que son beneficios que en época de bonanza han podido disfrutar los ciudadanos", ha precisado.

La "número dos" del PP ha señalado que se ha compartido también la "necesidad absoluta de lealtad institucional".

"Con el PP en el Gobierno de la nación nunca más se va a dar la espalda a las Comunidades como se ha hecho en los últimos ocho años", ha dicho Cospedal, quien ha garantizado que las Comunidades del PP no actuarán con deslealtad hacia el interés general de los españoles.

No hay que dejarse llevar por algunos que intentan llamar derechos sociales a lo que son beneficios que en época de bonanza han podido disfrutar los ciudadanos (Cospedal)En esa línea, ha explicado que el Ejecutivo de Rajoy se ha comprometido a no establecer nunca nuevos servicios que tengan que prestar las Comunidades sin que éstas tengan la suficiencia financiera necesaria para ello, mientras que los gobiernos autonómicos se han comprometido a racionalizar sus administraciones, evitar duplicidades y gestionar de manera más austera y sobria.

Cospedal ha explicado que todos han compartido la idea de que las Comunidades no son el problema de España, sino que han de ser parte de la solución y que los barones del PP han apoyado "sin fisuras" la hoja de ruta del Gobierno.

Por su parte, Rajoy ha transmitido un mensaje de confianza en que si se cumple con el objetivo de déficit, se va a superar la situación actual.

La conclusión de Cospedal es que se ha acordado "el gran pacto del PP para salir de la crisis", aunque ha aclarado que eso no implica que su partido renuncie a pactar con el PSOE pese a que los socialistas hayan desperdiciado la oportunidad de llegar a un acuerdo con la ley de estabilidad.

Ha asegurado que en la reunión no se ha hablado de la propuesta de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, de devolver competencias al Estado, sino de la necesidad de coordinar y reordenar el ejercicio de muchas competencias y eliminar todo lo que sea superfluo.

Ante las medidas concretas que se pondrán en marcha para que las Comunidades puedan ahorrar los 10.000 millones de euros previstos por el Gobierno en sanidad y educación, Cospedal ha remitido a las conferencias sectoriales que sobre estos asuntos se celebrarán la próxima semana.

Los barones reconocen la mala situación

Los barones del PP han reconocido este sábado las dificultades existentes para salir de la crisis, pero se han mostrado convencidos de que las medidas que está tomando el Gobierno de Mariano Rajoy van en la dirección correcta y surtirán efecto.

Los barones, como ha dicho el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, consideran que hay "margen" para ajustar porque, además, "no queda más remedio", por lo que creen necesario hacer un esfuerzo de austeridad para ser "más eficiente" y evitar duplicidades.

"La salida es ahorrar de todos los lugares de donde podamos ahorrar", ha dicho a la entrada de la reunión la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien no ha desvelado si en el encuentro volverá a plantear la devolución de competencias al Estado, como la sanidad, la educación y la justicia.

Precisamente, la mayoría de los barones a los que se le ha preguntado por este asunto han descartado esta posibilidad al entender que este no es el debate, sino ver cómo se mantienen la sanidad y la educación públicas y cómo se cuadran las cuentas.

Está previsto que en el encuentro se acuerde un manifiesto de compromiso con la estabilidad y el control del déficit.