Atentado en Bagdad
Ciudadanos iraquíes contemplan las consecuencias del atentado (Ali Abbas / Efe) Ali Abbas / Efe
Al menos 66 iraquíes -entre ellos un policía- murieron y otros 78 resultaron heridos por la explosión de un coche bomba en un mercado popular en el barrio Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, según fuentes del ministerio de Interior.

El vehículo estaba aparcado y fue detonado por control remoto al paso de un convoy de la policía iraquí en la calle Al Dajel, la arteria principal de este barrio de mayoría chií.

El mercado estaba abarrotado
La explosión causó, además, numerosos daños en varias tiendas del mercado "Al Suq Al Awal", que se encontraba abarrotado de vecinos que realizaban sus compras.

Ciudad Sadr es un feudo de las milicias de Al Mahdi, creadas por el clérigo rebelde chií Muqtada Al Sadr, uno de los más radicales opositores de la ocupación encabezada por el ejército estadounidense.

Otro atentado en el barrio de Al Alaui

Por otra parte, tres policías murieron a primera hora del sábado por el estallido de un artefacto explosivo al paso del convoy en el que viajaban en el barrio Al Alaui, en el centro de Bagdad.

Los nuevos actos de violencia coinciden con el inicio de una visita oficial del primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, a Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos con el objetivo de buscar apoyo para el "plan de reconciliación" presentado al Parlamento el pasado 28 de junio.

Ocho secuestrados

Un grupo de hombres armados secuestró el sábado a una diputada suní y a otras siete personas que la acompañaban en el barrio Al Shaab, en el noreste de Bagdad, según fuentes del suní Partido Islámico Iraquí.