Reunión entre Annan y Ahmadineyad
Fotografía facilitada por la presidencia iraní que muestra al mediador de la ONU y la Liga Árabe para ese país, Kofi Annan, con el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad. EFE/Oficina presidencial iraní

El ejército sirio detendrá el jueves sus operaciones militares en todo el país. En unas horas vence el plazo dado por el enviado especial Kofi Annan para el cese de las hostilidades y el régimen ha decidido cumplirlo, no obstante, advirtió de que está preparado para defenderse de las agresiones de los "grupos terroristas" de la oposición armada.

El portavoz de Annan, Ahmad Fawzi, ha confirmado en Ginebra que el Gobierno de Damasco ha comunicado por carta que cesará su actividad militar a partir de las 06.00 del jueves, hora local (03.00 GMT). El plan de paz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe estipula, entre otros, el repliegue previo de las tropas de las ciudades.

Una fuente del Ministerio sirio de Defensa, citada por la agencia oficial de noticias Sana, explicó que la decisión se tomó después de que "las fuerzas armadas llevaron a cabo con éxito sus misiones en la lucha contra los actos criminales de los grupos terroristas armados". El régimen ha logrado extender la autoridad del Estado en todo el territorio, otro de los motivos que le ha llevado a anunciar el cese de las operaciones militares.

Mientras tanto, Annan sigue buscando apoyos en el exterior y se ha entrevistado con el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, en la isla de Qeshm para lograr una solución del conflicto en Siria, que ha dejado más de 9.000 muertos desde que comenzaran las revueltas populares en marzo de 2011, según datos de la ONU.

Obama y Merkel desconfían

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, han acusado al Gobierno de Siria de no cumplir el acuerdo alcanzado con Annan, que contempla la retirada de las tropas gubernamentales de las ciudades el 10 de abril y el cese de las hostilidades el 12 de abril. 

Según ha informado la Casa Blanca a través de un comunicado, Obama y Merkel han hablado por teléfono este miércoles "para discutir sobre varios temas de política internacional de mutua preocupación, como Siria e Irán".

En el caso de Damasco, han expresado su preocupación por el incumplimiento por parte del Gobierno de Bashar al Assad de la 'hoja de ruta' acordada con Annan, así como por "la continua e inaceptable brutalidad ejercida contra su propio pueblo".

Sobre Irán, han expresado su "esperanza" en que el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad "haga avances" en las próximas conversaciones del Grupo 5+1 (formado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China), que se celebrarán el 14 de abril en Estambul, "para abordar las preocupaciones de la comunidad internacional por el programa nuclear de Irán".