La playa más religiosa sigue la tradición marinera

Se organizan salidas gratuitas en barca.
El paseo de madera que rodea la playa permite las caminatas también en invierno. (M. Vila)
El paseo de madera que rodea la playa permite las caminatas también en invierno. (M. Vila)
Como su nombre indica, la playa de O Adro (vocablo que en gallego significa ‘terreno cercado alrededor de la iglesia’) está situada en los alrededores de un edificio religioso.
Ubicada en el barrio vigués de Bouzas, su arenal cuenta con 450 metros de largo y 10 de ancho, unas arenas que habitualmente son ocupadas por los vecinos del barrio.

Para los bañistas, sin embargo, no es la más adecuada pues su forma de fondo de saco impide que las algas muertas salgan a la superficie y se quedan dentro del agua.

Ahora bien, además de acudir a broncearse, desde hace varios años, esta playa sirve de escenario para el recreo de marineros profesionales.

La tradición marinera que caracteriza al barrio vigués de Bouzas ha animado a la fundación de la Asociación de Marineros Artesanales.

A lo largo del año, organizan tres concursos de pesca, regatas de gamelas, un concierto de corales de canciones marineras y excursiones culturales a municipios costeros.

Además, de junio a septiembre, los amantes del mar pueden participar en salidas gratuitas con las embarcaciones tradicionales de la propia la asociación.

Servicios: Paseo que  bordea el arenal, establecimientos hosteleros y kioscos en las proximidades y muelle de atraque para 315 embarcaciones.

Accesos

A pie: Por García Barbón, paseo de Alfonso y Tomás Alonso.

Coche: La mejor opción es acceder a través del túnel de Beiramar hasta Bouzas.

Bus: El único que pasa por los alrededores de la playa es el C3, con una frecuencia horaria de 30 minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento