Aguirre pide a Rajoy que reforme el Estado eliminando incluso parlamentos regionales

  • La dirigente madrileña propone al presidente del Gobierno en la Moncloa que el Estado asuma Sanidad, Educación y Justicia.
  • Cree que se podrían ahorrar hasta 48.000 millones de euros redistribuyendo las competencias de las administraciones públicas.
  • Aguirre se declara contraria al copago sanitario, pero favorable a la imposición de tasas contra el "abuso", como ha hecho Cataluña.
  • "No se puede seguir con las duplicaciones, triplicaciones y multiplicidades".
Rajoy saluda a la prensa antes de iniciar su encuentro con Aguirre.
Rajoy saluda a la prensa antes de iniciar su encuentro con Aguirre.
Sergio Barrenechea / EFE

Esperanza Aguirre ha pedido a Mariano Rajoy que emprenda una profunda reestructuración del Estado de las Autonomías para que España supere la crisis económica y el fracaso que ha supuesto, a su juicio, el intento de integración de los nacionalismos catalán y vasco.

La reforma, según explicó tras mantener un encuentro en la Moncloa con el presidente del Gobierno, consistiría en reducir las competencias de las comunidades autónomas, devolviendo una parte de las mismas al Estado y entregando otras a los ayuntamientos. Ello permitiría ahorrar, según el "modestísimo cálculo" realizado por la líder del PP de Madrid, unos 48.000 millones de euros . Esta cifra incluiría los gastos de funcionamiento que suponen los parlamentos regionales, que podrían mermar o, incluso, eliminarse.

"Si todo lo que hacemos las comunidades autónomas, unas competencias fueran para arriba [al Estado] y otras para abajo [a los ayuntamientos], se podría prescindir de  altos cargos, parlamentos regionales, conductores, asesores, jefes de protocolo, alquileres de edificios, políticos, asesores, secretarias y todo eso", enumeró. "Los políticos nos quedaríamos sin trabajo, pero ya nos lo buscaríamos", zanjó.

Sanidad y Educación

Para Aguirre, el actual reparto de competencias entre el Gobierno central, las comunidades autónomas y los ayuntamientos ha fracasado por "el gasto excesivo que representan las 17 comunidades autónomas o miniestados"

La presidenta ya se había mostrado partidaria en el paso de que el Estado asuma las competencias transferidas en materia de tribunales. Este martes, añadió a estas las carteras de mayor peso y por las que las autonomías reciben más financiación del Gobierno: "La Justicia es un poder del Estado y no tenemos por qué compartirlo las CC AA. Si España lo necesita, las grandes competencias de las comunidades autónomas, desde luego la mía, la Sanidad, la Educación y la Justicia, pueden devolverse al Estado, y el resto, Transportes y Servicios Sociales, a los ayuntamientos".

La sugerencia, en cualquier caso, no pilla de sorpresa a los que conocen el discurso de la presidenta, más aún si se tiene en cuenta que Aguirre menciona con frecuencia el gasto que suponen los hospitales, los médicos o la plantilla de profesores de los centros públicos a las arcas de la Comunidad de Madrid. En el caso de los tribunales, la región sufraga las sedes y su dotación material, además de la asistencia letrada a quienes no tienen recursos.

De la misma forma, también es una firme defensora del adelgazamiento de la estructura de la Administración Pública en favor de la "libertad" de los ciudadanos y de la entrada de la empresa privada en la gestión de los servicios públicos como medio para mejorar la eficiencia y promover la austeridad. Sin embargo, y a pesar de que UPyD ya lo había propuesto, no había llegado nunca al extremo de la devolución de competencias.

Repago con matices

De austeridad y recortes habló también Aguirre este martes. A decir de la presidenta, la reducción del gasto público es la única manera de superar la crisis económica. Aunque no se atrevió a hacer pronósticos sobre dónde aplicará Mariano Rajoy el recorte anunciado de 3.000 millones en Educación y 7.000 en Sanidad, la jefa de los populares madrileños estimó que habrá "cosas" que dejen de ser 'gratis' vía financiación con impuestos: "Por muy duro que sea, hay que comprender y aceptar que hay cosas que ya no se pueden subvencionar".

"No tiene ningún sentido que todos paguemos el 90% de lo que cuesta un máster en una universidad pública", apuntó. Respecto a la atención médica, afirmó que este servicio seguirá siendo "universal, gratuito y de la máxima calidad" en todo lo referente a la atención médica. Otros tratamientos o servicios, puntualizó, dejarán de serlo.

Respecto al repago, la posibilidad de instaurar un precio por determinados servicios que ya se pagan vía impuestos, se mostró en contra. Sin embargo, si respaldó la tasa contra los "abusos" instaurada por el Gobierno de Cataluña en la Sanidad o de que deje de subvencionarse una parte de los servicios, como el transporte, a las rentas más altas. "No es el momento de sostener a quienes pueden sostenerse solos", puntualizó.

En este sentido, anunció que la subida de los precios del transporte que su ejecutivo aprobará esta semana seguirá ese principio. Respecto a las tarifas, aseguró que "el último camino" es subir el billete. "Creo no se va a tocar, al menos el billete sencillo", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento