El Patronato de Turismo de la Costa del Sol ha cifrado la ocupación media en el conjunto de la provincia durante esta Semana Santa en un 70 por ciento, 11 puntos menos que el año anterior. La zona con mejores cifras ha sido la capital malagueña, con una ocupación media del 85 por ciento durante los días centrales y que durante la semana ha rozado el 80 por ciento, datos similares a los del mismo periodo del año anterior.

Así, según la información recabada por el organismo de promoción y planificación, se ha producido un descenso de visitantes hoteleros, provocado especialmente por el enfriamiento del mercado nacional. En este sentido, el presidente del Patronato de Turismo, Elías Bendodo, ha esperado que estos datos de Semana Santa no sean un termómetro de lo que puede suceder en este verano.

Bendodo ha anunciado, a través de un comunicado, que se trabajará para mejorar las cifras del mercado nacional, algo que han demandado los empresarios hoteleros de la Costa del Sol tras ver cómo el mercado nacional no repunta, lo que preocupa al sector.

A pesar de que la ocupación ha sido menor a la esperada, sí se ha detectado un incremento de visitantes en alojamientos extrahoteleros, fundamentalmente alojados en casa de familiares y amigos; lo cual se ha comprobado en las cifras de negocio del sector de la restauración, que apuntan a incrementos de en torno a un siete por ciento.

Bendodo ha lamentado también el "escaso acierto" de las previsiones meteorológicas, al igual que el sector, lo que ha supuesto un perjuicio "notable" en la llegada de turistas a la provincia de Málaga. Aunque no ha llovido como se esperaba, según los partes meteorológicos, se ha resentido la llegada de visitantes ya que los avisos de mal tiempo han provocado algunas cancelaciones que las reservas de última hora no han compensado.

Mejores registros en hoteles de tres estrellas

Los datos en Torremolinos y Benalmádena evidencian que en los hoteles de tres estrellas de estos municipios malagueños la ocupación ha sido mejor que en los de mayor categoría. En este sentido, ha sido, de media, de entre el 85 y el 90 por ciento durante el fin de semana, mientras que los de cuatro han estado entre el 70 y el 75 por ciento.

En Fuengirola la ocupación media ha rondado el 65 por ciento durante la semana y el 75 por ciento el fin de semana. En cuanto a Marbella y Estepona, las cifras han sido similares a las registradas en los hoteles de la costa. Por lo general, en la costa ha predominado el turismo internacional —en una proporción del 60 por ciento frente al 40 por ciento nacional—, mientras que en la capital y en el interior ha sido al revés.

En el interior, en los municipios malagueños de Ronda y Antequera la ocupación hotelera ha rondado el 70 por ciento, cifra inferior a la registrada en este mismo periodo en años anteriores. En el caso de Nerja, la valoración es optimista ya que las cifras han aumentado, superándose el 80 por ciento durante la semana y el 85 por ciento durante el fin de semana, con un turismo predominantemente extranjero.

Bendodo ha recordado que el Patronato de Turismo desarrollará durante el presente año un total de 321 acciones, lo que supone un incremento con respecto al año anterior en 86 actuaciones. De este modo, se atenderá la demanda del sector y habrá más esfuerzo promocional en jornadas y foros profesionales que en ferias de turismo generalistas.

Una treintena de las acciones corresponden a asistencia a ferias, principalmente especializadas; 52 a jornadas profesionales, 23 a foros profesionales, 86 acciones puerta a puerta en empresas, 32 de marketing on line, 48 viajes de familiarización de medios de comunicación y canales comerciales y 50 acciones comerciales.

Consulta aquí más noticias de Málaga.