Los hoteles de Granada no han alcanzado las expectativas marcadas para esta Semana Santa, ya que la ocupación no ha logrado superar el 55 por ciento de media en el conjunto de la provincia y el consumo ha descendido notablemente respecto a la temporada anterior.

Según ha señalado en declaraciones a Europa Press el secretario general de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Antonio García, el mal tiempo ha supuesto la anulación de reservas a última hora y los empresarios han registrado "una pérdida de rentabilidad de entre un 15 y 20 por ciento".

Las zonas más beneficiadas durante estas fiestas han sido la capital granadina, cuya Semana Santa está declarada de Interés Turístico Internacional, la estación de esquí de Sierra Nevada, que afronta su última semana de la temporada, y la costa granadina.

En la ciudad de Granada se registró una media de ocupación del 85 por ciento en los tres días fuertes del puente —jueves, viernes y sábado—, mientras que el resto de la semana se ocuparon en torno al 60 por ciento de las camas disponibles.

En la estación de esquí se ha rondado el 50 por ciento de ocupación de media al igual que en la costa granadina, aunque en lo que respecta a las zonas del Poniente, el Altiplano y la comarca de Guadix las cifras de ocupación han sido bastante más bajas que las citadas.

HOSTELERÍA

El balance tampoco ha sido satisfactorio para los hosteleros y establecimientos en general, que se esperaban un mayor desembolso por parte de los granadinos y turistas que han visitado la provincia estos días.

De acuerdo a los datos que baraja la federación, el mal tiempo ha favorecido un consumo irregular, a lo que se une el "escaso dinero" con el que ha venido el visitante y que se ha traducido en un descenso de la rentabilidad para los empresarios del sector.

Consulta aquí más noticias de Granada.