Juan Antonio Reig Plà
El obispo Juan Antonio Reig Plà, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, se ha convertido en el protagonista de los Trending Topic de Twitter este sábado. Todo porque en la misa que ofició este viernes santo criticó a los homosexuales y les acusó de llevar a cabo ciertas prácticas solo por el hecho de serlo.

Según cuenta Publico.es, Reig afirmó ante sus fieles que "aquellas personas llevadas por tantas ideologías acaban por no orientar bien la sexualidad humana", lo que se traduce en que "piensan ya desde niños que tienen atracción por las personas de su mismo sexo".

Los tuiteros criticaron con humor las palabras de Reig, mientras que otros optaron por insinuar que él conoce bien los clubes a los que se refirióPara finalizar, aseveró que los homosexuales, para comprobar lo anterior, "se corrompen y se prostituyen, o van a clubs de hombres nocturnos", donde, según él, "encuentran el infierno".

Las palabras del obispo han incendiado la red de microblogging, donde se ha acusado a Reig de "homófobo". Sin embargo, los tuiteros, como de costumbre, han optado por la sorna para criticar lo dicho por el prelado, todo a través del hashtag #clubdehombresnocturnos.

"De los creadores del exitoso concepto de infierno, llega ahora el #clubdehombresnocturnos. A la Iglesia le empiezan a fallar los guionistas", escribió @Guerraeterna, mientras que @Barbijaputa manifestó que "Normal que no recorten a la Iglesia. Si no fuera por estos ratitos de risión no ganaríamos suficiente para Prozac".

Otros, por su parte, han elegido tuits en los que Reig es el que, según los usuarios, acude a estos clubes. "Al obispo de Alcalá solo le ha faltado darnos la dirección del #clubdehombresnocturnos y un flyer. Se ve que sabe de lo que habla", dijo @dePlaymobil.

Su tuit fue secundado por innumerables tuiteros, como @lezonlife ("Buenas noches, eminencia. Sin la sotana no le había reconocido. Le pongo lo de siempre?") o @danceifyouwanna ("La primera regla del #clubdehombresnocturnos es negar que los obispos vamos al #clubdehombresnocturnos"), entre otros muchos, como @Demonware_INC, que escribió "-Padre, he pecado en un #clubdehombresnocturnos. -Uy, pues entonces llámame "pater" loca!".


Esta misa, que fue retransmitida por La 2 de TVE, está disponible en la web de RTVE. Algunas de las críticas en Twitter también han sido para la televisión pública por haber emitido la misa de Reig, un malestar que manifestaron tuiteras como @aranmb: "Me avergüenza que mis impuestos se gasten en dar mensajes de odio e intolerancia en TVE y en pagar a sus emisores. #clubdehombresnocturnos".

Reig tampoco se olvida del aborto

El obispo también ha criticado el aborto, refiriéndose a este como la "malicia del pecado", que "destruye" al hombre y a la mujer. "Destruye" por ejemplo, en su opinión, a una mujer que está embarazada, que tiene una preocupación "enorme por las razones que sean" y que es "tentada"

"Y cuando va a abortar a una clínica sale destruida porque ha destruido una vida inocente y se ha destruido a sí misma; años y años, mujeres que han ido a abortar llevan el sufrimiento en su corazón y muchas de ellas no pueden dormir y han pasado años y años y años porque el pecado siempre lleva como paga la destrucción de la persona", según Reig.

Cuando (una mujer) va a abortar a una clínica sale destruida porque ha destruido una vida inocente y se ha destruido a sí mismaOtra "malicia del pecado" es la que sufren los hombres y mujeres casados que conocen a otra persona en su trabajo y que, con el tiempo y la convivencia, "se despierta en su corazón la atracción", lo que puede llevar a "todo un proceso que haga de ellos como si fueran marido y mujer llevando una vida conyugal".

"Es el engaño, porque no es su mujer, no es su marido, es una injusticia porque ha prometido fidelidad", ha continuado el obispo.

También lo sufren los jóvenes que "les ves con su bolsas de plástico los fines de semana, cargados con botellas de alcohol, que piensan que van a descubrir el paraíso" y que, según ha dicho ha comprobado, salen de las discotecas como "cadáveres ambulantes".

"No se pueden corromper las personas, ni siquiera con mensajes falsos", ha subrayado el obispo.