De Guindos: "Las próximas reformas serán en servicios públicos, sanidad y educación"

  • "Este año será difícil, pero se sentarán las bases para la recuperación", dice.
  • El titular de Economía dice que "estamos en la senda de correción".
  • De Guindos dice que España superará la crisis con "esfuerzos suplementarios".
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
EFE

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, está convencido de que España logrará superar la crisis financiera y presupuestaria "por su propia fuerza" y conseguirá salir "reforzada" de la misma. "España es un país que ha cometido errores en el pasado y acumulado desequilibrios. Ahora está en la senda de la corrección de todos esos problemas", asegura el ministro español en una entrevista que adelantada este viernes por la edición digital del rotativo alemán Frankfurter Allgemeine.

Añade que "pondremos en orden los presupuestos públicos. Nuestro gobierno, elegido hace cuatro meses, tiene una mayoría absoluta en el parlamento y un mandato claro para el ahorro y las reformas. Con ello lo conseguiremos". Preguntado por los recortes presupuestarios de 25.000 millones de euros anunciados recientemente subraya que "la consolidación financiera es inevitable. El gobierno anterior ha dejado un déficit del 8,5% en vez del 6% previsto".

"Por eso debemos hacer esfuerzos suplementarios y además en medio de una recesión. Debemos recuperar sobre todo la confianza en la economía española. Eso quiere decir no solo alcanzar un déficit del 5,3% este año, sino del 3% en que viene. Estamos comprometidos con esa meta", explica el ministro español de economía.

Tras asegurar que esa cura no acabará con el paciente, reitera que "lo que hacemos es absolutamente necesario. España tiene actualmente un problema de financiación. Si lo mercados no ven una consolidación se podría encarecer la financiación del estado. Y eso podría conducir a que también el sector privado tenga dificultades. Por eso es imprescindible el control del déficit".

En cuanto a las últimas reacciones de los mercados y el incremento de la prima de riesgo se muestra convencido de que "los mercados reaccionarán positivamente cuando hayan estudiado con precisión nuestros presupuestos". "Las primeras reacciones no se produjeron porque temían daños para el crecimiento económico. Por ello nuestro gobierno debe llevar adelante simultáneamente las reformas en el mercado laboral, el sector bancario y en otras áreas para demostrar en las próximas semanas que a medio plazo podemos volver a crecer", explica.

En cuanto a las perspectivas para 2012 reconoce que "este año será difícil. Pero será a la vez el año en el que se sienten las bases para la recuperación. El Gobierno es consciente de ello y no quiere generar falsas espectativas para este año a la vista de la situación. Será duro con menos crecimiento y, lamentablemente, con mayor desempleo. Pero sentamos las bases para un mejor año 2013".

Balance de 100 días

A la hora de hacer balance de los 100 primeros días de gobierno, de Guindos comenta que se ha aprobado una ley de estabilidad "válida para todos: gobierno central, autonomías y municipios", se ha favorecido "la liquidez de los bancos" y se ha aprobado una reforma del mercado laboral que "cambia un sistema en gran medida responsable del elevado desempleo".

"Ahí se encuentra el punto débil de nuestra economía", subraya el ministro quien calcula que este año la economía española menguará un 1,5% y espera que el próximo la tendencia se invierta ligeramente al alza y "acabe el proceso de destrucción de puestos de trabajo". Asimismo espera que el déficit comercial exterior "desaparezca este mismo año", que la inflación "caiga por debajo de la media europea" y que España "gane por ello en capacidad competitiva".

"Además habrá sorpresas", asegura de Guindos, quien señala que "quién iba a pensar hace 20 años que Inditex se convertiría en una empresa líder mundial. La capacidad y dinámica de las empresas españolas están ahí". Como próximos pasos anuncia la "reforma de los servicios públicos, sobre todo en sanidad y educación" y la mejora del funcionamiento de los mercados, por ejemplo el de alquileres, así como la liberalización del comercio y en los servicios profesionales".

Igualmente hace referencia a las reformas del sector bancario, que "conducirán a la desaparición de los más débiles" y a "un sector financiero mucho más sano y con menos bancos pero más fuertes". En cuanto a la huelga general subraya que "siempre se trata de una derrota de todos", expresa su "respeto al derecho de huelga", pero asegura que el gobierno no cederá a las presiones de los sindicatos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento