Sarkozy marca distancias con España y Grecia y dice que "hay países al borde del precipicio"

  • Sarkozy dice que si es reelegido París pedirá congelar su aportación a la UE.
  • El presidente galo asegura que España está en una "crisis de confianza".
  • 'Sarko' pide no votar a Hollande (PSF) para que no pase como con ZP en España.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, durante uno de los actos de campaña de su partido de cara a las elecciones presidenciales.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, durante uno de los actos de campaña de su partido de cara a las elecciones presidenciales.
EFE / CHRISTOPHE KARABA

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo este jueves que España se encuentra actualmente en una "crisis de confianza" y que eso es resultado de "siete años de Gobierno socialista". En una conferencia de prensa de presentación de sus propuestas para su reelección en los comicios del 22 de abril y 6 de mayo, Sarkozy agregó: "No hay un francés que desee la situación que han conocido los griegos y que ahora conoce España". Además, el presidente francés ha advertido que algunos paíeses en Europa están al borde del precipicio".

"La situación que tienen nuestros amigos españoles, como la que han vivido nuestros amigos griegos, nos hace ser conscientes de la realidad", señaló antes de describir la situación de España "tras siete años de Gobiernos socialistas". Destacó "la incapacidad de cumplir con los compromisos de ese gran país, la crisis de confianza en que está arrastrando a ese país".

El candidato conservador había afirmado por medio de su portavoz que "la aplicación estricta" de las medidas anunciadas por el candidato socialista conduciría a Francia hacia una "deriva económica digna de las de España y, sobre todo, de Grecia". Y agregó que, en los casos de España y Grecia, han sido "Gobiernos socialistas" los que "de verdad les han puesto de rodillas" a esos dos estados.

Sarkozy apeló a que no se pongan en duda los compromisos asumidos por Francia puesto que si hay "la menor brecha" con ellos después puede venir "la crisis de confianza y la situación en que se encuentra España: alza extraordinaria de los tipos de interés, necesidad de bajar las pensiones y de disminuir los salarios".

El presidente francés criticó la propuesta de Hollande de revisar el nuevo tratado europeo e insistió en su intención de reducir el déficit público al 3 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013 y al "déficit cero" en 2016. "Por ahora estamos en avance en esa trayectoria, afirmó Sarkozy, que adelantó que si sale reelegido en mayo este verano se aprobará la llamada "regla de oro", es decir, la inclusión en la Constitución del principio de la estabilidad de las cuentas públicas.

Presenta su programa

Sarkozy, que ha presentado este jueves sus propuestas económicas para la reelección, se negó a detallar un calendario preciso de aplicación de sus medidas, subrayando que, a diferencia de Hollande (su rival), que esta semana entró en detalle sobre su hipotético primer año de mandato, él se compromete "durante los próximos cinco".

El presidente francés dijo, además, que si resulta reelegido solicitará a la Unión Europea la congelación de la aportación del Estado francés al presupuesto comunitario. En su conferencia de prensa, Sarkozy aseguró que esa medida ahorraría a Francia anualmente 600 millones de euros. Francia es el segundo país que más aporta al Presupuesto de la Unión Europea, por detrás de Alemania, con unos 19.000 millones de euros.

Como complemento de su programa y para acabar de avanzar en unos sondeos en los que todavía no supera en la segunda vuelta al socialista, a partir de este jueves militantes de su partido Unión por un Movimiento Popular distribuirán a los ciudadanos esa carta, que cierra sus 34 páginas con un directo "Ayudadme a construir una Francia fuerte".

Melenchon, por la izquierda

Por su parte, el candidato del Frente de Izquierda para las elecciones presidenciales francesas, Jean-Luc Melenchon, asciende en popularidad entre los políticos de su país, según un nuevo sondeo publicado hoy que le coloca en cuarta posición.

Con un 48 % de imagen positiva entre los franceses, Melenchon queda así por detrás del centrista François Bayrou (53 %), el socialista y también candidato Hollande (50 %) y el ministro de Asuntos Exteriores, Alain Juppé (49 %).

Este sondeo de CSA/Les Échos indica que Melenchon ha subido 13 puntos en relación con la encuesta precedente y parece confirmar el incremento de la popularidad del líder de izquierdas, que en encuestas recientes se coloca en tercera posición, por detrás del presidente Sarkozy y de Hollande.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento