La consulta de Rasquera sobre su polémica plantación no cita las palabras cannabis ni marihuana

El alcalde de Rasquera, Bernat Pellisa (c), durante el pleno extraordinario.
El alcalde de Rasquera, Bernat Pellisa (c), durante el pleno extraordinario.
Jaume Sellart / EFE

Preguntar la opinión sobre algo, sin mencionarlo. Ni plantación ni cannabis ni marihuana. Ninguno de estos tres sustantivos aparecerán en la pregunta que el Ayuntamiento de Rasquera (Tarragona) formulará en la consulta popular vinculante sobre el cultivo de cáñamo que celebrará este martes 10 de abril.

"¿Estáis de acuerdo con el desarrollo del Plan Anticrisis 2012 aprobado por el Ayuntamiento de Rasquera en la sesión plenaria del 29 de febrero?" Ésta es la cuestión general que los rasqueranos deberán responder marcando las opciones 'sí' o 'no', a sabiendas, aunque no se nombre, de que la principal medida de este plan es la polémica cesión de una finca del banco de tierras municipal para el cultivo de marihuana a la Asociacion Barcelonesa Cannábica De Autoconsumo (ABCDA).

Los mayores de edad empadronados en el pueblo y que presenten su DNI podrán votar durante doce horas, entre las 09.00 y las 21.00 horas, en una única urna, que estará situada en el centro cívico de esta localidad de 800 habitantes. Quienes no puedan acudir en esa franja horaria por problemas de movilidad, enfermedad o laborales podrán delegar el voto.

Para poder tramitar esta "participación transferida" los interesados acudieron el pasado jueves y sábado, entre las 19.30 y 21.30 horas, al consistorio, donde pudieron votar con antelación, un proceso que fue certificado por representantes de los partidos y la secretaria del ayuntamiento. Después, la jueza de paz es la responsable de custodiarlos hasta el día de la votación.

Será entonces cuando se creará una mesa electoral formada por la secretaria y dos empleados municipales, aunque los grupos políticos municipales también podrán designar dos representantes y las asociaciones locales, uno, para asistir al proceso.

Si pierden, dimiten

Después se requerirá la presencia de la jueza de paz para realizar el recuento de votos. No se tendrán en cuenta las papeletas donde no haya marcada ninguna opción o las que contengan tachaduras o comentarios. Estos votos inválidos no computarán a la hora de calcular el número de personas que han participado en la consulta.

El alcalde de Rasquera, Bernat Pellisa (ERC), espera recibir el apoyo popular a esta iniciativa, aprobada por el pleno, que generaría 1,3 millones de euros en dos años para las arcas municipales, además de la creación de 40 puestos de trabajo. De hecho, Pellisa anunció que su equipo de gobierno dimitirá en bloque si no logra un apoyo mínimo del 75% de los votantes en la consulta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento