Castillo de Gauzón
En la peña de Raíces son restos lo que quedan del castillo. WIKIPEDIA/LMLM

Asturias no fue tierra de castillos. Normal, si se piensa que de estas tierras partió eso que se ha dado en llamar Reconquista. Pero algún castillo hubo. Son pocos y aún menos los que quedan en pie.

Uno de esos castillos fue el de Gauzón, en Raíces, en el concejo de Castrillón. Hoy en día el castillo está prácticamente desaparecido pero tiene para la historia de Asturias una singular importancia debido a que en él se recubrió de piedras preciosas la Cruz de la Victoria.

Ahora, el equipo de arqueólogos que trabaja en el yacimiento de los restos del castillo de Gauzón ha hallado una sala regia de finales del siglo IX, que tiene la peculiaridad de que está equipada con un baño, que previsiblemente fue utilizada por el Rey Alfonso III.

El baño tenía estanque, canal de desagüe y un aljibe para el aguaSe trata de un complejo de habitaciones dotadas de todo el confort de la época. Es una estancia con pavimento de mortero a la manera romana, con una habitación contigua comunicada a través de una puerta donde había un baño, con un estanque, canal de desagüe y un aljibe para el agua.

Son estancias que se conocían por las crónicas asturianas que existían en los palacios de Oviedo, pero que se documenta en un ámbito fortificado y de hecho es la primera vez que se puede atestiguar con este cúmulo de datos un estancia con baño para reyes.

Las pruebas del carbono 14 apuntan a finales del siglo IX, por lo que todo indica que este complejo de habitaciones fue utilizado por el Rey Alfonso III. Las últimas excavaciones han permitido corroborar la datación del castillo en los siglos VII y VIII.

Más patrimonio en la zona de Castrillón

La previsión es que en los próximos tres años el yacimiento tenga sus estructuras restauradas y consolidadas, a fin de proceder a su "musealización" y proyección al público de todos los hallazgos.

En la zona de Castrillón podemos ver otros monumentos de interes... y en pie. Como el templo de San Martín de Laspra, cuyo origen es de la época de Alfonso III, aunque el templo actual es el resultado de la reforma del siglo XVIII.

También la iglesia de Nuestra Señora del Carmen en Salinas, del siglo XVIII, y toda la arquitectura que se derivó de la gran familia de la Real Compañía Asturiana de Minas.