Según datos del Ministerio de Vivienda es la primera bajada que se produce en nueve años

El sector de la vivienda de reciente construcción en la capital parece que ofrece, por fin, un respiro.

Tras nueve años de escalada de precios, desde 1997, es la primera vez que se produce un descenso, según los datos publicados por el Ministerio de Vivienda.

Si en el cuarto trimestre de 2005 el metro cuadrado de los pisos de hasta dos años de antigüedad costaba 4.014 euros, en el primer trimestre de este año se sitúa en 3.916, una disminución del 2,5%.

Éste es el primer dato oficial que da cuenta de un posible receso en el boom inmobiliario, algo que distintas instituciones, como el Banco de España, vienen advirtiendo desde hace ya algún tiempo.

En la región no disminuye

¿Estamos ante una ralentización del mercado? Si se toma como referente el conjunto de la región, la respuesta es negativa.

La leve mejoría que ha experimentado la capital todavía no se nota: la comunidad ha pasado de tener pisos de reciente construcción a un precio de 2.730 euros por m2 en el último periodo de 2005 a los 2.856 del primer trimestre de este ejercicio.

En la capital la vivienda no ha dejado de subir desde 1997

Ni la vivienda nueva ni la seminueva han dejado de subir en la capital desde 1997, según estadísticas del Ministerio de Vivienda.

Reticencias en el sector

Esta primera bajada, sin embargo, no convence a algunas consultoras del sector, que fijan en un 5,5% el alza en los pisos de nueva construcción.

"El precio de la vivienda usada depende, entre otras cosas, de que se trata de particulares", señalan algunas fuentes. En el Ministerio no quisieron valorar sus propios datos.

También en otras capitales

La bajada de precios en el m2 de las viviendas seminuevas no es un fenómeno exclusivo de la capital española. En otras regiones también se ha notado el descenso entre el último trimestre de 2005 y el primer trimestre de este año, según las estadísticas que publica el Ministerio de Vivienda. Éstas son las ciudades donde comprar casa cuesta ahora un poco menos: Cádiz, Huelva, Santa Cruz de Tenerife, Ávila, Segovia, Valladolid, Albacete, Toledo, Lleida, Castellón, Lugo y Murcia.