El Ayuntamiento de Cuenca aprueba con la abstención del PP el Plan de Ajuste que prevé ahorrar 77,7 millones en 10 años

El Ayuntamiento de Cuenca ha aprobado con la abstención del Grupo Popular el Plan de Ajuste necesario para acceder al pago a proveedores habilitado por el Gobierno central. El plan, elaborado por la Intervención municipal, prevé subir tasas, incrementar la jornada laboral de los funcionarios y recortar en Personal y gasto corriente, entre otras medidas. El documento aprobado en un pleno extraordinario convocado este viernes, no ha contado con el respaldo del Grupo Popular que lo considera "inviable".

El Ayuntamiento de Cuenca ha aprobado con la abstención del Grupo Popular el Plan de Ajuste necesario para acceder al pago a proveedores habilitado por el Gobierno central. El plan, elaborado por la Intervención municipal, prevé subir tasas, incrementar la jornada laboral de los funcionarios y recortar en Personal y gasto corriente, entre otras medidas. El documento aprobado en un pleno extraordinario convocado este viernes, no ha contado con el respaldo del Grupo Popular que lo considera "inviable".

El Plan de Ajuste plantea que en diez años, el Ayuntamiento de Cuenca ahorre 77,7 millones de euros, para conseguirlo tendrá que gastar 50,2 millones menos, y obtenga 27,5 millones en ingresos extraordinarios.

El documento contempla una nueva subida de las tasas de aguas y basuras del 14 por ciento; también se incrementarán los precios hasta en un 27 por ciento en algunos servicios municipales como la Escuela de Música, las Escuelas deportivas o las Escuelas municipales que generan, según el consistorio un déficit anual de 450.000 euros. Además, no cierra la puerta a otra revisión del IBI, impuesto que al igual que las tasas de aguas y basuras, ya ha subido en el actual ejercicio.

El Plan insta al Ayuntamiento a ahorrar 4,6 millones de euros anuales, ahorro que se obtendrá, principalmente, de recortes en el gasto corriente y en el capítulo de Personal. En el área de personal, se plantea reducir el gasto de 22 a 19 millones; se amplía hasta las 37,5 horas la jornada de los funcionarios, se eliminarán las plazas vacantes en una nueva Relación de Puestos de trabajo, se suprimirán las plazas laborales vinculadas a convenios con otras administraciones si no cuentan con financiación y desaparecerá el Fondo de Acción Social.

El salario de los concejales liberados entra también en los ajustes, se reducirá en cerca de 1.200 euros en un gesto que desde el equipo de gobierno consideran "de solidaridad" con el resto de trabajadores municipales.

Por otra parte, el Plan de Ajuste contempla fusionar la Fábrica de Maderas del Ayuntamiento y el Servicio de Infraestructuras Municipales de tal manera que sólo haya una empresa municipal que permita realizar con trabajadores de la casa servicios que ahora mismo se contratan a empresas externas.

El concejal de Economía y Hacienda, Enrique Hernández Valero, ha informado de que cuando se apruebe el crédito del pago a proveedores, la deuda del consistorio ascenderá a 67,6 millones de euros. En este sentido, ha recordado que han presentado 7.300 facturas por un importe superior a 22,3 millones de euros.

Hernández Valero ha augurado que para afrontar los objetivos impuestos por el Ministerio, "habrá que hacer grandes esfuerzos y tomar medidas difíciles" y ha asegurado que la grave situación de las arcas municipales viene motivada "por la mala gestión, no por la crisis", en referencia a la gestión del anterior equipo de gobierno del Partido Popular.

Desde la oposición, el portavoz del Grupo Popular, Pedro José García Hidalgo, ha explicado que se han abstenido en la votación del Plan de Ajuste porque no han tenido tiempo de estudiar a fondo el documento.

Ha asegurado que no han votado en contra del documento para no crear problemas al Ayuntamiento con el Ministerio y ha denunciado que el Plan es un "corta y pega" del informe elaborado por la consultora Price Waterhous Coopers, punto que la Intervención ha confirmado como "necesario" para la elaboración del Plan.

Con todo, García Hidalgo ha reiterado que el documento aprobado hoy es "inconcreto, inviable e irreal".

Pleno ordinario

Tras el pleno extraordinario se ha celebrado el pleno orgánico del mes de marzo donde ha tomado posesión como concejal del Grupo Municipal Popular, Angustias de la Cruz, quien ha jurado su cargo y ha recibido de manos del alcalde, Juan Ávila, la medalla y la insignia correspondientes.

El Pleno también ha aprobado, con la abstención del Grupo Municipal Popular, el estudio de detalle de la parcela nº 1 del Área 3 'Carretera de Motilla' o polígono SEPES. El concejal de Urbanismo, Darío Dolz, ha explicado que este expediente cuenta con todos los informes preceptivos y se tramita para acoger hasta a seis empresas que quieren ubicarse en estas parcelas.

También se ha dado luz verde al dictamen sobre la adaptación de documentación y nueva aprobación inicial de la modificación puntual nº 10 del Plan Especial del Casco Antiguo de Cuenca y sus Hoces. Esta modificación se aprobó ya en el pleno de diciembre, pero la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha solicitado nueva documentación que ahora se le traslada.

Igualmente, se ha acordado el nombramiento de Darío Dolz como representante del Ayuntamiento de Cuenca en la Junta Rectora del Parque Natural Serranía de Cuenca y de los representantes en la mancomunidad de pastos Sierra de Cuenca. Estos nombramientos han sido aprobados por unanimidad, no así el nombramiento de los miembros del Consejo Social de la Ciudad de Cuenca, pues el Grupo Municipal Popular se ha abstenido. No obstante, la concejala de Participación Ciudadana, Pilar Herraiz, ha defendido que "se ha aplicado estrictamente el Reglamento del Consejo Social, como se viene haciendo desde 2005".

En cuando a las mociones, el Grupo Municipal Popular ha presentado una iniciativa en apoyo de la reforma laboral que ha sido rechazada por los concejales del Equipo de Gobierno por considerar que es una reforma que "no genera empleo y va en contra de los derechos de los trabajadores".

También ha sido rechazada una iniciativa 'popular' en la que se pedía que se paralizarán la peatonalización de la calle Carretería hasta que el proyecto sea abordado por los órganos de participación municipal. En este caso, el motivo argumentado por el concejal de Seguridad y Movilidad, Gregorio Sebastián, ha sido que el Ayuntamiento ya está trabajando de la mano de los empresarios y comerciantes y ha recogido las aportaciones de vecinos o colectivos de personas con discapacidad.

Finalmente, se ha aprobado una moción del Grupo Municipal Socialista que apoya la continuidad de la Fundación Turismo de Cuenca e insta a la Diputación Provincial de Cuenca a reconsiderar la decisión de abandonar este organismo por ser el único organismo dedicado a la gestión exclusiva de la promoción turística de la provincia de Cuenca, de manera conjunta entre el sector privado y el sector público. Esta moción ha sido rechazada por el Grupo Municipal Popular, cuyo concejal, Julián Huete, ha asegurado que la decisión de la Diputación "es irrevocable".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento