El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha inaugurado el aparcamiento disuasorio de Azarquiel, situado en el barrio de Santa Bárbara, que cuenta con 540 plazas que, a partir de este viernes, están disponibles para su uso.

La intención del equipo de Gobierno es que este parking gratuito mejore la movilidad, alivie la presión de vehículos que acceden al Casco Histórico y que, además, sirva como aparcamiento disuasorio en las cercanías de la estación alta velocidad y autobuses.

Este parking, que se contempla dentro de la primera fase de un proyecto total de 530.000 euros que engloba la remodelación del antiguo Paseo de la Rosa, es una pieza más del planteamiento estratégico seguido por el Ayuntamiento de convertir toda esa zona de la ciudad "que hace años era campo sin destino" en una de las puertas de entrada a Toledo.

Esta estrategia se completa con la remodelación que se llevó a cabo del Puente de Azarquiel, la remodelación ejecutada en la Estación de Autobuses, la proyección en Huerta del Rey del Recinto Ferial de la ciudad y el remonte mecánico de Safont, "que debe acabar la Junta" y que conectaría directamente con el corazón del Casco.

"Esta es una pieza más de una operación de largo alcance que revolucionará esta zona que hace unos años era campo sin uso y que desvertebraba los barrios de la ciudad", ha señalado García-Page.

"estupenda fotografía"

Por su parte, el concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González ha asegurado que en este lugar ha quedado "una estupenda fotografía en lo que hace cuatro meses era una parcela en desuso".

Asimismo, ha señalado que esta infraestructura forma parte de la estrategia de movilidad puesta en marcha en la ciudad en relación con los aparcamientos disuasorios y se ha mostrado orgulloso de que, a pesar de la crisis, "el Gobierno municipal siga trabajando para el desarrollo de la ciudad".

Por otro lado, la concejala de Bienestar Social y representante municipal en la Junta de Distrito de Santa Bárbara, Ana Saavedra, ha afirmado que este aparcamiento era algo demandado por los vecinos y que lo es "aún más" la segunda parte del proyecto: la remodelación del antiguo Paseo de la Rosa.

Consulta aquí más noticias de Toledo.