Jessica Lange
Tiene 62 años, ganó el Oscar con 'Tootsie' y con 'Blue Sky'. Su primer éxito en el cine fue 'King Kong'. Se ha casado tres veces. ARCHIVO

¿Cuándo comenzó su interés por la fotografía?
A finales de los años sesenta, conseguí una beca de la Universidad de Minnesota para estudiar Bellas Artes. La fotografía fue una de las asignaturas, aparte de la pintura, la escultura, etc. Allí conocí a Paco Grande, que fue mi profesor de fotografía y con quien me casé. Él me inició en ella, pero realmente he tenido una práctica seria muchísimo más tarde, en los noventa, cuando Sam (Shepard, su tercer exmarido) me regaló una Leica M6, que sigo teniendo y utilizando. Siempre he sido la encargada de las fotografías de los eventos familiares, hasta que empecé a salir a la calle con mi cámara y darle otra perspectiva a mi relación con la imagen.

Durante once años estuvo casada con un fotógrafo español,   ¿conoció España entonces?
Paco y yo –a las pocas semanas de conocernos, él como mi profesor y yo como su alumna– decidimos viajar a Europa. Primero vinimos a España, a Madrid, Andalucía y Asturias, donde vivía su familia. Luego viajamos a París en 1968, donde llegamos en plenas manifestaciones de mayo. Fue una experiencia inolvidable.

¿Qué hay de usted en sus fotos?
Creo que mis imágenes son, de alguna manera, autorretratos, en la medida en la que reflejan a la vez mis propias emociones, un cierto estado anímico y mi relación con el mundo.

¿Qué busca al hacer fotos?
No busco nada cuando salgo con mi cámara, simplemente estoy mirando el mundo y mi atención está siempre despierta. Lo que veo llega o se manifiesta a través de una emoción.

¿Le ha ayudado su experiencia en el cine a ser mejor fotógrafa?
Creo que mi experiencia en el cine me sensibilizado mucho sobre lo que más me interesa en la fotografía: la luz, la imprescindible luz... También me sirve haber desarrollado ciertas aptitudes en cuanto al espacio, cómo se ocupa un escenario, cómo se desplaza uno en él. Mis escenas fotográficas son escenarios, donde me muevo de manera muy discreta. Quiero pasar desapercibida, estar dentro y fuera a la vez.

¿Por qué eligió ser actriz en lugar de seguir su carrera al otro lado de la cámara?
Actuar es mi primera pasión. He tenido la suerte de poder ejercer la profesión que deseaba. Lamento, simplemente, no haber podido conjugar la fotografía y el cine con más asiduidad.

Dice que la fotografía es una experiencia privada y solitaria. ¿Qué encuentra en esos momentos de soledad y arte?, ¿cómo se siente?
Es importante para mí hacer mis fotografías a solas. Necesito encontrarme a mí misma antes que nada. No me puedo distraer de lo que veo, de mi experiencia. Son momentos muy importantes para mí. Es una especie de introspección necesaria.

¿Por qué no usa el color en sus fotografías?
Solo uso el blanco y el negro: muy eficaces para traducir lo que quiero transmitir.

Vuelta al cine tras su éxito en la tele

Jessica Lange está de moda. Su edad no parece ser un problema para que le sigan ofreciendo buenos papeles. El Globo de Oro que ha recibido por la exitosa serie American Horror Story ha sido su gran baza para protagonizar Therese Raquin en el cine –donde no trabajaba desde 2006, cuando hizo El viaje de nuestra vida–. Lange le ha arrebatado el papel de Madam Raquin, la autoritaria tía de Therese, a Glenn Close. Se trata de un thriller erótico, basado en la novela homónima de Émile Zola, en el que estará Elizabeth Olsen en el papel de Therese además de Tom Felton (el rubio de Harry Potter).