Berlusconi y Gadafi
El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi (i), posa junto al fallecido líder libio, Muamar el Gadafi, a la llegada de este al aeropuerto de Ciampino, en Roma (Italia), el 10 de junio de 2009. Alessandro Di Meo / EFE

La Policía fiscal italiana confiscó este jueves bienes, cuentas corrientes y acciones por valor de unos 1.100 millones de euros que el fallecido dictador libio Muamar el Gadafi y su entorno poseían en Italia, entre ellos una participación del 1,5% en el accionariado del Juventus de Turín.

Según informaron fuentes policiales, esta medida, que afecta también a bienes en Italia del exjefe de los Servicios Secretos libios Abdala Sanusillega, llega como respuesta a una petición hecha por el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Se trata de bienes a nombre de dos fondos soberanos libios, el Libyan Investment Authority (LIA) y el Libyan Arab Foreign Investment Company (LAFICO), y que, según las investigaciones de la Guardia de Finanzas, son atribuibles a Gadafi y su entorno.

Entre los bienes confiscados figura un 1,5% del capital del accionariado del Juventus controlado por el LIA, una participación accionarial que, debido al último aumento de capital del club turinés, había quedado reducida el pasado enero a esa cifra desde el 7,5 % con el que entraron en 2002.

Dentro de los bienes confiscados figuran también la participación del 1,256% que la familia Gadafi poseía en el banco Unicredit, el mayor de Italia, y equivalente a unos 611 millones de euros.

Las autoridades italianas también se incautaron de su cuota del 0,58 % en el accionariado de la empresa de hidrocarburos Eni, con un valor de 410 millones de euros, el 2% que poseía en el grupo italiano de defensa Finmeccanica, así como su participación en las sociedades del fabricante automovilístico turinés Fiat.

Además de sus cuotas en el accionariado de diferentes empresas italianas, la Guardia de Finanzas confiscó varias cuentas corrientes, así como 150 hectáreas de terreno en la isla de Pantelaria, situada al suroeste de Sicilia, un apartamento en Roma y dos motos, una de ellas una Harley Davidson.

Los bienes confiscados ya habían sido congelados en marzo de 2011 por las autoridades italianas, de acuerdo con las sanciones económicas contra el derrocado régimen de Trípoli aprobadas por la Unión Europea (UE) y Naciones Unidas, tras el inicio del conflicto en el país magrebí.

El teniente coronel de la Guardia de Finanzas Gavino Putzu explicó en declaraciones al canal de televisión por cable SkyTg24 que estos bienes confiscados podrán servir para los resarcimientos a las víctimas del régimen de Gadafi.

El coronel Muamar el Gadafi murió el pasado 20 de octubre en la ciudad libia de Sirte a manos de los rebeldes, tras casi nueve meses de conflicto armado entre su régimen y las fuerzas rebeldes.