Soldados israelíes antes de entrar en Gaza
Soldados israelíes se aprestan tras recibir la orden de entrar en Gaza, cerca de su frontera sur, el miércoles 28 de junijo de 2006. Oded Balilty / AP Photo Oded Balilty / AP Photo

Según medios locales, la operación ha sido ordenada por el primer ministro, Ehud Olmert, quien ha dado instrucciones al Ejército para que inicie una "operación limitada" con el objeto de mostrar a los palestinos que las intenciones de Israel de obtener la liberación del soldado Guilad Shalit, secuestrado el domingo, son serias.

Las primeras fuerzas han entrado por Rafah, en el extremo sur de la franja palestina.

Es la primera operación de envergadura que el Israel realiza en el interior de la franja de Gaza desde septiembre, cuando salió de ella tras 38 años de ocupación
La operación ha comenzado con una serie de bombardeos de objetivos seleccionados con los que la Fuerza Aérea
ha destruido tres puentes y la única central eléctrica en la Franja de Gaza.

Las fuentes militares han dicho que el bombardeo de los puentes tiene como objetivo impedir el desplazamiento de milicianos y el traslado del soldado secuestrado desde el sur, donde se cree que se haya cautivo, al norte de la franja.

El ataque a la central eléctrica en la zona de Dir El-Balah, que ha dejado a oscuras la ciudad de Gaza y extensas zonas de la costa mediterránea, forma parte de la 'guerra psicológica' que librarán contra los palestinos para presionar al gobierno de Ismail Haniye para que consiga la liberación del soldado israelí.

La ofensiva de esta noche es el preludio de una vasta operación militar si Shalit no es liberado sano y salvo, según han advertido varios funcionarios del Ejecutivo israelí.

Fuentes de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) dijeron que el principal conducto que lleva agua hasta la ciudad de Gaza ha sido destruido.

En las últimas 48 horas, el Ejército israelí ha acantonado a miles de soldados y centenares de vehículos blindados y tanques en previsión de una incursión de envergadura.

Milicianos de distintos grupos han organizado barricadas en las principales calles de algunos campos de refugiados y han enterrado minas para hacerlas explotar al paso de los blindados israelíes en un intento de detener su avance.

Los Comités Populares de la Resistencia han amenazado esta madrugada con matar a un colono judío supuestamente en su poder y secuestrado en Cisjordania, si Israel no cesa de inmediato la operación militar que ha lanzado a primera hora de la mañana contra la franja de Gaza.