El médico que realizó el certificado de defunción de un bebé ha comparecido este miércoles en el procedimiento judicial iniciado a raíz de la denuncia presentada por un posible caso de niño robado, aunque el testigo no ha podido recordar el caso concreto por el tiempo transcurrido, según ha explicado el letrado de la Asociación de Bebés Robados de Andalucía (Aberoa), Salvador Rojas.

El Juzgado de Instrucción número 7 de Málaga investiga la denuncia presentada por unos padres. La mujer, ha explicado el letrado, dio a luz en abril de 1975 en el Hospital Carlos Haya un niño, al que vio vivo cuando nació. Tras unas horas y preguntar a una enfermera, ésta le dijo que el bebé había fallecido y ya estaba todo preparado para el entierro, "sin dejar verlo".

Rojas ha indicado que "este proceder y el hecho que aparezca algunas tachaduras en el certificado de defunción" hicieron a los padres sospechar. El abogado ha apuntado que "es el juez el que tiene que valorar las declaraciones" y ha apuntado que "es comprensible que por el tiempo que pasa este señor no recuerda el caso en concreto ni lo que pudo ocurrir".

La Policía Nacional investiga en la actualidad unos 85 casos de posibles niños robados en la provincia de Málaga, según la Asociación Aberoa, que lleva un recuento de prácticamente todas las denuncias presentadas.

Para este pasado martes estaba prevista la testifical en otro juzgado de una mujer que trabajaba como auxiliar de enfermería en varios hospitales y que se puso en contacto con la denunciante en este caso, primero que llegó a los juzgados, para darle información; aunque la testifical se suspendió al alegar la mujer problemas de salud. En esta causa, está pendiente de citarse al médico que atendió al parto.

Consulta aquí más noticias de Málaga.