Ayuntamiento de Granada prevé ahorrar 17,3 millones de euros este año con su plan de ajuste

Rescatan servicios, renegocian los contratos externos y suprimen la sociedad de la TG7
Rueda De Prensa Del Concejal De Economía, Francisco Ledesma
Rueda De Prensa Del Concejal De Economía, Francisco Ledesma
EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Granada prevé ahorrar 17,3 millones de euros este año y finalizar el ejercicio con un superávit de medio millón mediante la aplicación del plan de ajuste exigido por el Gobierno para afrontar el pago de deudas a proveedores, que en el caso de la capital granadina ascienden a 107 millones de euros.

El concejal de Economía, Francisco Ledesma (PP), ha explicado en rueda de prensa que este plan de ajuste no conllevará despidos entre los 2.130 empleados municipales pero sí una serie de medidas que serán la "carta de navegación" del consistorio de aquí a 2022, que es el periodo de duración del préstamo solicitado para abordar el plan de pago.

Entre las medidas de este documento, consultado por Europa Press, destaca la subida de la tasa de basura entre 12,42 y 8,27 euros en el recibo anual en función de la categoría —hay tres—, aunque el recibo del IBI va a tener su techo en el presente ejercicio y no se prevén nuevos incrementos hasta 2022.

Otras de las medidas anunciadas por el edil es la disolución de la sociedad Emcasa, que gestiona actualmente la televisión municipal TG7, y cuyo servicio será prestado directamente por el Consistorio.

Ledesma ha justificado esta decisión en que el Gobierno obliga a disolver aquellas empresas cuyas deudas superen la mitad del capital social, por lo que una vez que se presenten las cuentas de 2011 de Emcasa se realizará un plan de saneamiento previo a su disolución. Este proceso puede prolongarse hasta final de año y, de acuerdo al plan de ajuste, supondrá un ahorro en la aportación municipal de 359.635 euros.

Aunque el edil no ha sabido precisar en qué situación financiera se encuentra la empresa, ha explicado que la intención del consistorio es asumir el servicio y prestarlo directamente, si bien no ha concretado si esto supondrá también el mantenimiento de todos los puestos de trabajo.

En lo que respecta a la plantilla municipal, se amortizarán todas las plazas vacantes con independencia del servicio del que se trate, con un ahorro estimado de 1,8 millones de euros. A esto se une la eliminación del concepto de productividad en la nómina de los empleados municipales por un importe total de 1,84 millones de euros. También se suprimirán las gratificaciones especiales como las indemnizaciones en concepto de asistencia a reuniones de los órganos colegiados de los organismos autónomos, con un ahorro de 45.547 euros.

El concejal de Economía ha defendido la adopción de estas medidas "solidarias" aplicadas a la plantilla para evitar los despidos, a pesar de que el Gobierno —según ha dicho— da la opción de "despedir al 60 por ciento de los empleados con 20 días de indemnización".

Revisión total

Para conseguir ahorrar los 17,3 millones de euros que se ha propuesto, el Consistorio también va a revisar y renegociar los contratos de prestación de servicios adjudicados a empresas externas, como la concesionaria del servicio de Ayuda a Domicilio y otras medidas sobre la Dependencia.

La intención en este caso es reducir la aplicación del IVA del 8 al 4 por ciento y del coste del servicio por usuario en el nuevo contrato, ya que a partir de 2013 se espera un traspaso a la Junta de los usuarios con dependencia moderada Grado 1 Nivel 2 y Nivel 1, con un ahorro progresivo que llegará a 1,2 millones de euros a partir de 2015.

Además, se rescatará el servicio de mantenimiento de las fuentes públicas, que asciende a 347.999 euros, lo que se aprobará formalmente el 30 de noviembre de este año y tendrá efectos a partir de 2013. Por su parte, en el servicio de limpieza viaria se ha reducido en 200.000 euros el coste del personal directivo de la empresa concesionaria.

Además, se potenciará la inspección tributaria para perseguir a los que no paguen impuestos, incrementando así progresivamente la recaudación conseguida en el pasado ejercicio en un porcentaje que oscilará entre el 30 y el 50 por ciento. Según los cálculos del consistorio, esto podría reportar entre 9,4 y 12,6 millones de euros en 2013 frente a los 5,6 que se consiguieron en 2011.

En el ámbito cultural, está previsto reducir la desviación ingreso-costes al 30 por ciento en el periodo 2013-2014, de modo que del presupuesto se reducirán las partidas priorizando los gastos aunque se buscarán patrocinios privados para no reducir la calidad y el número de iniciativas culturales.

Además, se realizarán con personal propio algunas tareas de montajes que hasta ahora hacían empresas externas y gran parte de las cesiones de los edificios culturales serán con costes a cargo de los usuarios, mientras que el gasto de las actuaciones de la Banda Municipal serán asumidos por los demandantes del servicio cuando sea posible.

Estas medidas se unen a la reestructuración de los organismos autónomos que inició el consistorio hace unos meses, con la disolución de la Huerta de San Vicente y el Patronato Manuel de Falla y la absorción progresiva de los organismos restantes: Gerencia de Urbanismo, IMFE y el Patronato Municipal de Deportes. El ahorro derivado de la integración de todos los trabajadores de estos organismos en el Ayuntamiento alcanza los 350.000 euros.

Este plan deberá ser aprobado en el pleno ordinario de esta semana y remitido al Gobierno central antes del 31 de marzo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento