Chamberí tendrá de nuevo serenos, que pagarán los vecinos

Las Claves:
  • La asociación de comerciantes ACHE busca financiación para veinte vigilantes privados.
  • Empezarían a patrullar en 2007.

Los serenos del siglo XXI no encenderán las farolas, no vocearán la hora a las en punto y llevarán un teléfono móvil para que los vecinos que requieran sus servicios no tengan que ponerse a dar palmas para llamar su atención. Pero, pese a las innovaciones, mantendrán el espíritu de

«vecino ejemplar» que tenían los
serenos de antaño: estarán ojo avizor para asegurarse de que todo va bien, acompañarán a los miedosos al cajero automático y harán pequeños encargos, como comprar aspirinas en la farmacia de guardia, en casos de emergencia. 

Las 151.000 personas que viven en Chamberí volverán a disfrutar de esta figura a partir de enero de 2007, aunque a costa de su bolsillo. Así lo anunció ayer el presidente de la Asociación de Comerciantes de Chamberí Excelente (ACHE), Eduardo Molet, impulsor del proyecto. «El objetivo es que desde enero estén recorriendo las calles del distrito veinte serenos, uno por cada ocho o diez manzanas», explicó a 20 minutos. «Si no conseguimos financiación suficiente, en el peor de los casos sacaremos la iniciativa adelante con seis serenos, ya que en estos momentos tenemos fondos suficientes para cubrir esos puestos».

Un euro al mes por vecino Según las estimaciones de ACHE, implantar los serenos en el centro le costaría a cada vecino alrededor de un euro al mes. Junto a las comunidades de vecinos y los comerciantes del barrio (

los serenos vigilarán también sus negocios y acudirán, en caso de que salte la alarma, por si hay que llamar a la Policía), ACHE espera conseguir también una subvención municipal y un patrocinador cuya marca figuraría en el uniforme del sereno.

Los últimos de la capital, en los 80

La figura del vigilante nocturno nació en 1797. Hasta mediados de los años setenta, cuando desapareció, el sereno fue un personaje habitual de las calles madrileñas. En 1986, el Ayuntamiento trató de implantarlos de nuevo, pero la experiencia no cuajó. Una década después, la Comunidad estudió un proyecto para emplear 30.000 serenos en la capital y los principales municipios de la región, pero todo quedó en agua de borrajas. Si la iniciativa de ACHE sale adelante, los serenos de Chamberí serán los primeros pagados con dinero privado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento