Basagoiti advierte a López de que "aquí quien decide y marca" la política del fin de ETA "es el Gobierno de España"

Cree que PSE "sólo tiene la bandera de la paz para agarrarse y se pone gafas oscuras para no ver que ETA no ha dejado las armas" Dice que todos le entenderán si le miran a los ojos y le oyen que no se sienta con quien no condena el asesinato de Miguel Ángel Blanco Afirma que el PNV "mirará a Basatuna" al día siguiente de las elecciones si el PP no obtiene "muchos escaños"
El Presidente Del PP Vasco, Antonio Basagoiti
El Presidente Del PP Vasco, Antonio Basagoiti
EUROPA PRESS

Cree que PSE "sólo tiene la bandera de la paz para agarrarse y se pone gafas oscuras para no ver que ETA no ha dejado las armas" Dice que todos le entenderán si le miran a los ojos y le oyen que no se sienta con quien no condena el asesinato de Miguel Ángel Blanco Afirma que el PNV "mirará a Basatuna" al día siguiente de las elecciones si el PP no obtiene "muchos escaños"

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha advertido al lehendakari, Patxi López, que "aquí quien decide y marca" la política del fin de ETA "es el Gobierno de España, que es el que tiene la competencia, la mayoría absoluta y el partido que siempre ha aplicado recetas" que han servido para el fin de la banda.

En una entrevista concedida a Europa Press, Basagoiti ha manifestado que el PSE-EE "sólo tiene la bandera de la paz para agarrarse y se pone gafas oscuras para no ver que ETA no ha dejado las armas y que Batasuna no se ha vuelto buena".

El líder de los populares vascos ha asegurado todo el mundo le entenderá si le mira a los ojos y le oye decir que no se sienta en una ponencia con quien no ha sido capaz de reconocer que "está mal asesinar a Miguel Ángel Blanco o un guardia civil". Además, ha destacado que el PNV "mirará a Batasuna" al día siguiente de elecciones si el PP no obtiene "muchos escaños".

Antonio Basagoiti ha insistido en que "la línea política" en este momento del fin del terrorismo "la marca el Gobierno, no la marca ni el Partido Socialista, ni ningún comisionado que se le ocurra a López, ni las peticiones del Rufi Etxeberria de turno".

"Sabemos perfectamente a dónde vamos, a convertir la derrota policial de ETA en la derrota de sus pretensiones políticas. Ahora que hemos ganado a ETA y conseguido que deje de pegar tiros, vamos a lograr también ganar a sus pretensiones fanáticas y totalitarias. Y ese camino lo marcan el Gobierno y Rajoy, ese camino lo marcan el ministro y el PP", ha remarcado.

En este sentido, ha precisado que, aunque el Ejecutivo "busca el consenso de los demás partidos", no consentirá que, después de "poner bombas, quieran ganar y quieran quedar como que tenían razón en todo lo que hicieron".

El presidente del PP vasco han señalado que "la mejor manera de cicatrizar heridas es que se haga una autocrítica de todos estos años y que se condenen todos los atentados". "Ésa es la línea por la que vamos a transitar, por mucho que un lehendakari hable de presos, por mucho que un comisionado vaya de medio de comunicación en medio de comunicación, por mucho que Batasuna tenga mucho protagonismo", ha añadido.

En este sentido, ha precisado que el comisionado del lehendakari, Jesús Loza, "propondrá lo que crea conveniente", en alusión a los planteamientos de reinserción de presos y la excarcelación de presos enfermos, pero ha precisado que "aquí el que decide, el que marca la política y el que dice cuál es el camino es el Gobierno de España, que es el que tiene la competencia, el que tiene mayoría absoluta y el partido que siempre ha aplicado recetas que han servido para el fin de ETA".

Basagoiti ha señalado que las propuestas del lehendakari serán "opiniones a tener en cuenta", pero ha advertido de que "él no decide la política penitenciaria ni la labor de las Fuerzas de Seguridad del Estado ni la actuación que hace el Gobierno de España".

Distanciamiento del pp

El presidente del PP vasco ha reconocido que, "en los últimos tiempos", existe un distanciamiento de los socialistas vascos porque "sus políticas y su agenda están sirviendo para fortalecer la posición de Batasuna".

A su juicio, el PSE-EE "se agarra a una sola bandera, la de la paz, y a veces, se pone unas gafas oscuras y no ve que ETA no ha entregado las armas, que los de Batasuna no se han vuelto buenos, y en ocasiones, entra indirectamente a la estrategia de la izquierda abertzale".

Por ello, le ha pedido que "no colabore en el fortalecimiento de las posiciones de los Garitanos de turno". "Nos hemos librado de las bombas. No tenemos por qué pagar un peaje", ha señalado. PRESOS

En cuanto a los presos, ha apuntado que tienen que acogerse a la legalidad "y punto". "La reinserción está en su mano, si cumplen con los requisitos de arrepentimiento y de colaboración con la Justicia. Quien más pueden hacer por los presos es la propia ETA, desapareciendo y dejando que se arrepientan y colaboren con la Justicia", ha dicho.

Preguntado por si no cree que existe el riesgo de que, si no hay una flexibilización en la política penitenciaria, "el proceso se pueda atascar", Basagoiti ha recordado que la izquierda abertzale ha asegurado que "la decisión de ETA de no pegar tiros es irreversible".

"Si es irreversible, irreversible es. Aquí nadie puede pretender hacer nada al margen de la Ley. Ahora el problema no son los presos ni los gestos del Gobierno, sino que, a la derrota policial, no le siga el intento de victoria política por parte de ETA", ha subrayado.

En cuanto a la kale borroka, ha afirmado que "ha habido algunos episodios aislados". "Es verdad que no es lo que había hace años, pero no hay que relajarse y hay que tener en cuenta que, si la kale borroka, ha llegado prácticamente a desaparecer no es porque una mañana una persona de ese mundo haya visto la luz, sino porque ha visto que eran detenidos y que la sociedad vasca le daba la espalda", ha manifestado. PONENCIA

Sobre la ponencia de paz y convivencia que se pretende crear en el Parlamento vasco, ha manifestado que este tema "todavía no ha terminado, hace falta recuperar confianzas y garantías de que no se va a convertir en la mesa de partidos que históricamente ha querido siempre ETA".

"Todo el mundo me comprende si le miro a los ojos y le digo que no me debo sentar con uno que ha sido incapaz de decir que no está mal asesinar a Miguel Ángel Blanco, a Gregorio Ordóñez, a un guardia civil o a otro ciudadano", ha afirmado.

En este sentido, ha destacado que su posición "es clara" y nadie "debe sentarse con aquellos que no les parece mal que se haya pegado a alguien un tiro en la cabeza o se le haya puesto una bomba en el coche para conseguir su independencia y socialismo". "Eso sólo serviría para que no se haga la autocrítica imprescindible para que cicatricen las heridas de todos esos años de terror", ha añadido.

Relaciones con pnv

El líder del PP vasco ha dicho que su partido es "dialogante y tiene relaciones normales con todas las formaciones democráticas. "Somos personas de fiar. Eso no quiere decir que estemos de acuerdo con a dónde va el PNV, a una soberanía a plazos", ha apuntado.

En cuanto a las próximas elecciones vascas, ha considerado que el PNV "mirará" al día siguiente a Batasuna "si el PP no tiene muchos escaños". "Si el PP no tiene, que los puede tener, muchos respaldos, buscarán un tipo de entendimiento con la marca con la que concurra Batasuna para evitar que haya alguna posición de disputa nacionalista", ha señalado.

A su juicio, no es momento de pensar "que puede haber un acuerdo del PP con el PNV el día después, es un momento de pensar que, o tiene muchos escaños el PP, o el PNV se irá con Batasuna, y le dejará actuar como le ha dejado en Gipuzkoa o en San Sebastián".

Por ello, ha manifestado que "la única manera de evitar a Batasuna con poder de consejería o de influencia parlamentaria, es un PP que desequilibre la balanza de manera permanente".

En esta línea, ha advertido de que el PNV "no va a quitar a Batasuna", sino que "puede que llegue a enjuagues como ha llegado en Gipuzkoa o en San Sebastián", y ha añadido que "el único que no va a llegar a enjuagues" con ellos es el PP.

Además, ha considerado que la Diputación de Gipuzkoa, gobernada por Bildu, tiene "una forma de actuar de tipo nazi" al aprovechar la campaña de la renta para censar a los euskaldunes. "Es una actitud totalitaria y no hay que permitirla", ha afirmado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento