Se celebra hoy el Día Mundial de la Tuberculosis, que en CyL registra una tasa anual de 16,47 casos por cada mil

Se celebra este sábado el Día Mundial de la Tuberculosis, una enfermedad que afecta especialmente a los hombres jóvenes y a los mayores de 75 años y que en Castilla y León registra una tasa anual de 16,47 casos por cada mil habitantes, según ha recordado hoy la Sociedad Castellano y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (SocalemFyC), que por ello recomienda acudir al médico de familia en cuanto aparezcan los primeros síntomas.

Se celebra este sábado el Día Mundial de la Tuberculosis, una enfermedad que afecta especialmente a los hombres jóvenes y a los mayores de 75 años y que en Castilla y León registra una tasa anual de 16,47 casos por cada mil habitantes, según ha recordado hoy la Sociedad Castellano y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (SocalemFyC), que por ello recomienda acudir al médico de familia en cuanto aparezcan los primeros síntomas.

La tuberculosis es la infección más prevalente del mundo; en España hay 10-15 millones de personas infectadas. Cada segundo se produce en el mundo una nueva infección por la bacteria.

En nuestro país afecta más frecuentemente a jóvenes, sobre todo varones de 25 a 34 años, y a ancianos mayores de 75 años. En las grandes ciudades la incidencia es mayor. Los cambios demográficos en la última década explican que en las comunidades con mayor proporción de inmigrantes, éstos supongan en 35-40 % de los pacientes diagnosticados.

En la mayoría de casos es una infección que se contagia vía oral aérea por contactos íntimos (al toser, estornudar, escupir, hablar, eliminando bacterias en el producto de la expectoración). Más excepcional es la transmisión por pinchazo accidental con material contaminado, o manipulando mycobacterias o por ingestión.

Los dos principales grupos de riesgo son las personas que tienen VIH positivo y los inmigrantes. También pertenecen a grupos de riesgo los internos en prisión y adictos a drogas vía parenteral.

SocalemFyC recomienda acudir al médico de cabecera cuando un paciente presenta síntomas persistentes de varias semanas de evolución, como tos, expectoración (sobre todo si es con sangre), fiebre, disminución de peso no intencionada o justificada, especialmente si se encuentra entre los grupos de riesgo. También es importante consultar cuando una persona conozca que ha tenido contacto con un paciente diagnosticado de Tuberculosis, especialmente si ha sido más o menos intenso o íntimo y prolongado

La tuberculosis tiene tratamiento, tanto preventivo como con intención curativa. El tratamiento preventivo consiste en hacer un estudio adecuado de los convivientes y contactos del paciente para determinar qué personas necesitarán hacer una profilaxis medicamentosa.

Para el tratamiento curativo se disponen de medicamentos diversos que han de utilizarse de forma simultánea y durante varios meses, pero es muy importante que un paciente que esté recibiendo tratamiento lo haga correctamente, pues si lo hace mal o lo abandona el bacteria se hace cada vez más resistente a los fármacos y cada vez será más difícil tratarlo, con las nefastas consecuencias que ello acarrea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento