Teatro Español
Imagen de archivo del Teatro Español, en Madrid EUROPA PRESS

Madrid se embarca en un ambicioso proyecto que busca conquistar el liderazgo mundial de las artes escénicas. El gestor Natalio Grueso encabeza el transgresor programa en el que se especifica un nuevo plan para los teatros que dependen del Ayuntamiento de la capital, el cual deberán afrontar con un presupuesto de 25 millones de euros.

Grueso, que fue director del Centro Niemeyer de Avilés hasta su cierre, ha presentado este viernes su plan en el Teatro Español, el que quiere que sea el "buque insignia" del proyecto. Junto a él, estaban el delegado de las Artes, Fernando Villalonga, y la nueva responsable de Madrid Arte y Cultura SA (MACSA), Yolanda Bergareche, que asume competencias de gerencia, dirección y consejera delegada.

El Teatro Español acojerá las obras más importantes Durante la presentación el nuevo gestor ha detallado que el Español programará "lo más importante" que se realice en Madrid, su sede del Matadero se destinará a jóvenes creadores y danza. Por otro lado, el Fernán Gómez, acogerá teatro iberoamericano, el Price presentará circo y grandes conciertos y el Conde Duque actividades aún por concretar.

Para convertir Madrid en "líder mundial", Grueso se apoyará en cuatro pilares: la internacionalización a través de la cooperación; el compromiso entre el sector público y el privado; la "obligada" enseñanza en los colegios de las artes escénicas y la eficiencia en el empleo de las salas.  Las claves para lograrlo son "calidad, coordinación y riesgo, porque Madrid tiene que apostar por la creatividad, nuevos talentos y valores" ha afirmado.

La idea es "construir sobre lo que ya había" y, por lo tanto, se mantendrá la programación que Mario Gas había diseñado en el Español y el Matadero, Mora Apreda en el Fernán Gómez y Pere Pinyol en el Price.

Ajustarán los precios de las entradas

Fernando Villalonga, el delegado de las Artes, ha aclarado que no prevén una subida de los precios de las entradas, aunque es partidario de acabar con "la cultura del todo gratis" que ahora mismo prevalece.

También ha adelantado que habrá que ajustar los precios en función de los públicos, para que jóvenes y mayores, por ejemplo, tengan entradas más accesibles, "y el resto, más caras".  Villalonga ha añadido además, que la situación actual no está en un buen momento, sin embargo argumenta que “la cultura no puede dejar de ser solidaria, aunque tampoco tiene que ser el patito feo. Recortes habrá y habrá que gestionar mejor".

Consulta aquí más noticias de Madrid.