Novana
La cantautora madrileña y ganadora del concurso 'Jóvenes Talentos' Novana. Juanlu Vela

Se hace llamar Novana y es la ganadora del concurso musical de Jóvenes Talentos que 20minutos.es y Bigopo pusieron en marcha el pasado mes de febrero.

Con su tema A pies descalzos, una balada pop interpretada con voz poderosa, se ha impuesto a las propuestas de los otros 250 grupos y solistas que participaron en el certamen y que recibieron, entre todos, más de 12.000 votos de los usarios. Un jurado profesional formado por los componentes de la banda Melocos, así como personal de Bigopo y de 20minutos.es, la escogió de entre los 25 concursantes más votados.

A los 14 comencé a componer Ahora, esta joven madrileña de 25 años,  cuyo nombre de pila es Laura, grabará un EP de tres temas en un estudio profesional y será quien acompañe a la banda Melocos en el concierto que estos ofrecerán el próximo 26 de marzo en el Teatro Häagen-Dazs Calderón de Madrid.

Para Novana, la victoria es un paso dentro de una carrera que empezó a forjarse precisamente en otro concurso, unas pruebas universitarias de cantautores en el que quedó primera. Sin embargo su afición a la música, recuerda, viene de mucho antes, cuando ella tenía 10 años y los Reyes Magos dejaron en su casa una guitarra: "Mi padre es también aficionado a tocar. A los 14, comencé a componer".

Desde entonces, ha llamado a muchas puertas (en una entrevista que le hacen en Cadena SER en 2010, el locutor revela que esa joven de pelo largo que se sienta junto a él está ahí gracias al talento que se vislumbra en la canción que ha enviado grabada, pero también a su perseverancia) : "Me apunto a todo", admite.

"Las letras de los chicos, más directas"

En cuanto a influencias, no discrepa de aquel perfil que un día escribió una redactora de una cadena televisiva y en el que se le relacionaba con artistas como Russian Red, Vega, Nena Daconte y Shakira. Con esta última, la exitosa cantante colombiana, comparte los gallos intencionados que se ahogan en la garganta y hacen vibrar las estrofas. "Me dicen que tengo un timbre parecido al de ella y al de Dolores O'Riordan, la cantante de The Cranberrries".

Los chicos usan un lenguaje más directo que las chicas y a mí me gusta la sencillez Auque en cuanto a gustos musicales, Novana reconoce que tiene más ídolos masculinos. En su discoteca conviven discos de Extremoduro, Melocos, Scorpions ("las baladas heavies de los 70 y 80 son lo mejor", indica) y Pereza. Todo hombres. Quizá porque en la industria ellos son mayoría. O porque a la madrileña le gusta más la forma en la que ellos suelen expresarse en las canciones: "Utilizan un lenguaje más directo y cotidiano que las chicas. Yo también trato de plasmar lo que pienso sin enredarme mucho. Me va la sencillez, sin enrevesar ni emperifollar las letras". El trabajo de algunas mujeres también le llama la atención, pero desde el punto de vista "melódico".

De cualquier forma, defiende que hasta de los artistas más dispares se puede aprender algo. Incluso de aquellos que no son fruto de su devoción: "No soy una gran oyente de música clásica, pero si ese género tiene tantos seguidores, hago un esfuerzo por tratar de acercarme a él y averiguar la razón por la que gusta tanto a otros. Así, aunque Madonna no sea una de mis artistas favoritas, me encanta la producción que lleva detrás. Luego uno puede ir tomando lo mejor de lo que ha aprendido y fusionar cositas".

Mientras lucha por vivir profesionalmente de la música ("está difícil, y las mujeres lo tenemos más difícil aún"), Novana trabaja como dependienta en una tienda de ropa. Ha estudiado Publicidad y Relaciones Públicas y, además de pasar por diferentes concursos musicales, ha actuado en numerosas salas de conciertos del circuito madrileño como El Buho Real, Galileo Galilei y El Rincón del Arte Nuevo. 

El próximo 26 de marzo se la podrá escuchar en directo, junto con la banda Melocos, en el concierto de Jóvenes Talentos que tendrá lugar en el Teatro Calderón de Madrid.  ¡Aún puedes solicitar tu entrada gratuita aquí!

Escucha aquí el tema de Novana 'A pies descalzos'.