El Ayuntamiento de Almáchar salda la deuda con los proveedores y mantiene el 'cheque bebé' y ayudas sociales

El Ayuntamiento de Almáchar (Málaga) mantendrá este año la vigencia del denominado 'cheque bebé', una ayuda de unos 1.500 euros que, desde 2010, otorga durante un año a las familias del municipio por el nacimiento de un hijo, y dará continuidad al resto de ayudas sociales que viene ofreciendo a sus vecinos, entre ellas la gratuidad del servicio de guardería e incluso la oferta de un trabajo temporal a padres desempleados.

El Ayuntamiento de Almáchar (Málaga) mantendrá este año la vigencia del denominado 'cheque bebé', una ayuda de unos 1.500 euros que, desde 2010, otorga durante un año a las familias del municipio por el nacimiento de un hijo, y dará continuidad al resto de ayudas sociales que viene ofreciendo a sus vecinos, entre ellas la gratuidad del servicio de guardería e incluso la oferta de un trabajo temporal a padres desempleados.

Así lo ha anunciado el alcalde, José Gámez (IU), que ha informado de la aprobación del presupuesto municipal para el presente ejercicio, cifrado en 2,1 millones de euros y que, según ha asegurado, tiene la intención "de consolidar a Almáchar como uno de los ayuntamientos más solventes de la Axarquía, pues, por ejemplo, a 31 de diciembre de 2011, el Consistorio tiene pagadas todas sus facturas a proveedores".

Gámez ha explicado en un comunicado que el presupuesto prevé un superávit inicial de casi 43.000 euros, para ajustarse a lo estipulado en el plan de saneamiento municipal, y ha recordado que en 2011 el Consistorio logró un ahorro de 99.000 euros "y este año esperamos cumplir también y consolidarnos como uno de los ayuntamientos más solventes de la comarca".

En este sentido, además de cerrar el ejercicio sin deuda con proveedores, el regidor ha resaltado el hecho de que el Ayuntamiento "está al día con la Seguridad social y con la Hacienda pública estatal y autonómica, estamos prácticamente al día con los pagos a los consorcios, y la deuda a largo plazo asciende sólo a 320.449 euros, con una cuota anual para su amortización de 17.076 euros".

Gámez ha subrayado que estas cifras se han conseguido "sin subir impuestos y manteniendo todos los servicios y prestaciones sociales", ayudas y servicios que, según ha avanzado, seguirán vigentes durante el año 2012.

Así, se mantendrán las ayudas a la natalidad durante el primer año de vida de los bebés nacidos en el pueblo, con lo que el Consistorio entregará a los padres bonos mensuales de 50 euros para canjear por productos de primera necesidad, pagará las dosis de las vacunas de la meningitis y la varicela que necesiten los recién nacidos y mantendrá el derecho de uno de los progenitores a un contrato de dos semanas si está desempleado.

Asimismo, continuará la gratuidad del servicio de guardería para todos los niños del pueblo, se bonificará un 25 por ciento la obtención de licencias de obra para primera vivienda y se mantendrá el servicio de podología a 10 euros, Wi-Fi gratuito en entornos urbanos, el wifi social a 15 euros mensuales y la posibilidad de que, a cambio de un euro, los vecinos puedan usar durante un año las instalaciones deportivas municipales.

En cuanto a las características principales del presupuesto, el alcalde ha considerado que se trata de un documento económico "realista, donde por segundo año consecutivo volvemos a bajar el gasto corriente, esta vez un siete por ciento, y donde vuelven a bajar las inversiones debido a la falta de ingresos".

Pese a esa merma en los ingresos, Gámez ha indicado que el presupuesto "apuesta por el empleo local", pues incrementa las partidas de apoyo a obras y bolsa de trabajo y aboga por las obras por administración, es decir, ejecutadas directamente por el Ayuntamiento, o, en caso de adjudicarlas a empresas, exigir a éstas "el máximo de contratación local".

Del mismo modo, se prevé la congelación de los sueldos de los cargos políticos y, en lo referente a inversiones, las más importantes serán el embovedado de la calle Málaga, la conexión entre la calle Polideportivo y la circunvalación sur, la mejora del acceso a los nuevos aparcamientos, el arreglo de varios tramos de caminos rurales y diversas reparaciones en zonas y calles deterioradas del pueblo.

"Con este presupuesto se pretende vertebrar el desarrollo del pueblo y mantener el nivel de prestaciones, todo ello sin hipotecar las cuentas municipales, pues no acude a endeudamiento, y sin subir los impuestos, con el objetivo de que en Almáchar cueste menos vivir y, sobre todo, soportar la crisis más dura desde que llegó la democracia", ha finalizado el regidor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento