La plantilla de Haulotte acepta el acuerdo de 45 días por año trabajado e indemnización, que "no es para tirar cohetes"

Anuncian que pedirán una reunión con Diego para solicitarle una solución "parecida" a la de Teka, aunque admiten que es "una lotería"

Los trabajadores de la planta de Haulotte en Reocín han aceptado este martes el acuerdo alcanzado entre el comité de empresa y la dirección de la fábrica y según el cual recibirán más de 45 días por año trabajado y una indemnización para compensar la falta de empleo ante el cierre anunciado por la planta.

Esta compensación será de carácter personal y equivaldrá al 35% del salario percibido durante el tiempo en que cada trabajador ha estado en ERE (Expediente de Regulación de Empleo), según ha detallado el portavoz del comité de empresa, Manuel Sañudo (USO).

En declaraciones a Europa Press, ha indicado que la asamblea de trabajadores ha aprobado por mayoría este preacuerdo, que es "aceptable" pero "no para tirar cohetes", ya que se compensa "mínimamente" la prestación por desempleo consumida durante los EREs, que en casos como el de los operarios ha superado los 25 días al mes.

Y es que como ha explicado Sañudo, aunque a priori las cifras acordadas entre comité y dirección "llaman la atención" en realidad "son falsas", ya que los trabajadores de Haulotte tienen una antigüedad máxima de cinco años.

Así, "por mucho que se quieran inflar", cuando "en el mejor de los casos" se "multiplican por cinco" las cifras netas finales son "muy reducidas" y "ridículas".

Por tanto, cree que el acuerdo no es "generosidad" por parte de la empresa, sino que ésta ha hecho un "esfuerzo" y ha mejorado la propuesta inicial para que la plantilla no ponga "problemas" de cara al cierre.

"algo parecido a teka"

En cuanto a los siguientes pasos a dar, Sañudo ha explicado a Europa Press que solicitarán una reunión con el presidente cántabro, Ignacio Diego, para pedirle "algo parecido" a lo ocurrido a los trabajadores de Teka, que ahora es su "referencia". Y es que ante el ERE anunciado por la factoría de Cajo, que afectará a 198 trabajadores, 107 serán recolocados tras la implantación de la empresa belga Néstor Martín.

Después de felicitar al Gobierno y los "compañeros" de Teka por las gestiones realizadas y el resultado obtenido, el portavoz del comité de empresa de Haulotte ha indicado que pedirán al Gobierno que "siga pujando" para "reactivar" la nave de Reocín y recolocar a la plantilla, ya que con el cierre de la firma francesa quedan disponibles tanto las instalaciones como "la mano de obra".

Aún así, Sañudo ha admitido que lo sucedido con Teka es "una lotería", pero ha insistido en que "hay que buscar" para que la nave de Reocín "no quede vacía".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento