Realizado un registro en El Cerro e intervenidos 2 discos duros en la operación contra la pornografía

La Guardia Civil de Navarra, que ha detenido a cinco personas y ha imputado a otras tres, una de ellas en Sevilla, como presuntas autoras de delitos de corrupción de menores, por tenencia y distribución de pornografía infantil, realizó un registro en una vivienda de la barriada sevillana de El Cerro en la que intervino dos discos duros.

La Guardia Civil de Navarra, que ha detenido a cinco personas y ha imputado a otras tres, una de ellas en Sevilla, como presuntas autoras de delitos de corrupción de menores, por tenencia y distribución de pornografía infantil, realizó un registro en una vivienda de la barriada sevillana de El Cerro en la que intervino dos discos duros.

Fuentes de la Guardia Civil han informado a Europa Press de que, en el marco de esta operación, los agentes se desplazaron a Sevilla e imputaron a un hombre de 65 años de edad, identificado como M.S.R., mientras que realizaron un registro en una vivienda de El Cerro donde intervinieron dos discos duros.

En la operación, se han intervenido 18 terabytes de material de contenido pedófilo, lo que supone la mayor intervención de la Guardia Civil de Navarra.

La operación, denominada 'Mopa' y que tuvo su origen en una denuncia presentada en Tudela, se ha llevado a cabo simultáneamente en Madrid (dos personas detenidas); Vizcaya (un arrestado); Guipúzcoa (otra detención); y Asturias (el quinto detenido).

La operación también se ha extendido a Las Palmas de Gran Canaria, donde ha habido dos imputados, a Sevilla, con otro imputado y a Barcelona, donde ha habido varios registros. La operación ha sido coordinada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tudela.

La delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, el coronel jefe de la Guardia Civil en la Comunidad foral, Juan Luis Pérez, y el capitán de policía judicial de la Guardia Civil, Óscar Esteban, han dado cuenta de esta operación en una rueda de prensa en Pamplona.

Entre los detenidos, cuyas edades oscilan entre los 26 y 59 años, se encuentran personas de distintos niveles sociales y dedicados a actividades diversas, sin patrón común. En concreto, Pérez ha señalado que hay hosteleros, informáticos, empresarios, jubilados, o personas en paro.

La operación, según ha explicado Carmen Alba, se inició en marzo de 2011, a raíz de la denuncia de un vecino de la Comarca de Tudela en la que exponía que tras descargar un archivo de vídeo en Internet, observó que se trataba de "un vídeo casero de contenido pedófilo y de abusos bastante fuerte en menores".

Tras esta denuncia, se localizó a diversos usuarios que compartían ficheros de contenido pedófilo y que eran distribuidos de forma masiva con nombres diferentes, indicando alguno de ellos su carácter pedófilo.

Una vez localizados e identificados los presuntos pederastas, la Guardia Civil estableció un dispositivo coordinado en Vizcaya, Guipúzcoa, Oviedo, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Barcelona y Sevilla, donde se llevaron a cabo, además de las detenciones, diez registros domiciliarios.

De este modo, fueron intervenidos varios ordenadores, discos duros, DVD, CD, y soportes de memoria, que contenían más de 50.000 archivos entre fotografía y videos y más de cien enlaces directos a páginas cuyos servidores se encuentran ubicados en el extranjero.

Para llevar a cabo dicha búsqueda, los agentes se valieron de metabuscadores, programas informáticos que permiten el rastreo permanente y constante en la búsqueda de archivos de pornografía infantil en Internet.

Grabaciones y seguimiento a un menor

En el marco de esta operación, Juan Luis Pérez ha destacado que se detectó que una de las personas, detenida en Madrid, "realizaba grabaciones con un bolígrafo cámara a personas que entraban en el cuarto de baño de su propio domicilio, tanto familiares como amigos, y después las ponía en la Red para darles difusión".

Además, Pérez también ha indicado que antes de finalizar esta operación, se detectó cómo uno de los individuos, detenido en Oviedo, "hacía un seguimiento y grabaciones a un menor en un parque público".

Finalmente, Pérez ha destacado la "laboriosidad" que suponen este tipo de operaciones, ya que "primero hay que recopilar todas las personas que acceden a ese tipo de páginas". A este respecto, ha señalado que "hay multitud de personas que acceden a estos contenidos sin intención de descargar los archivos", por lo que "hay que descartar a todas las personas que de forma involuntaria acceden a una página de contenido pornográfico".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento