La Comisión de Propiedad Intelectual ha recibido cerca de 60 solicitudes de cierre de webs

  • Veinte días después de la puesta en marcha de la Comisión de Propiedad Intelectual, han llegado 58 demandas de cierre por vía telemática.
  • Otra demanda se ha formalizado en un registro de Galicia.
  • Estas denuncias se suman a las 210 que se presentaron el primer día en el registro del Ministerio de Cultura a modo de protesta contra la ley Sinde-Wert.
Una joven trabaja con su ordenador portátil.
Una joven trabaja con su ordenador portátil.
Fabrizio Bensch / Reuters

La Comisión de Propiedad Intelectual ha recibido desde su puesta en marcha cerca de 60 solicitudes de cierre de páginas web, que se suman a las 210 que se presentaron el primer día en el registro del Ministerio de Cultura a modo de "protesta" contra este órgano.

Según han informado fuentes de Cultura, veinte días después de la entrada en funcionamiento de esta comisión, encargada de aplicar la norma conocida como ley Sinde-Wert, han llegado 58 demandas de cierre por vía telemática y otra se ha formalizado en un registro de Galicia. Este martes se cumplió el plazo mínimo de veinte días establecido para resolver un procedimiento.

El Reglamento que regula el funcionamiento de esta Comisión establece que, una vez que un titular de derechos de propiedad intelectual considere que una página utiliza sus obras sin permiso, puede iniciar un procedimiento que, en un plazo mínimo de veinte días y máximo de tres meses, puede llevar a la interrupción del servicio.

El denunciante tiene que acreditar que esa página tiene un ánimo de lucro o puede dañar su patrimonio, y debe identificar al presunto responsable de la web.

Por su parte, el Gobierno ha asegurado que aplicará la ley Sinde con soluciones moderadas y centradas, que huyan de las "posiciones extremas", según comentó el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo Sotelo.

En declaraciones a los medios, Calvo Sotelo ha apuntado que el PP enmendó el proyecto original de este texto para "poner en primer término la defensa de los individuos" y para que no se aprobara una ley que fuera contra los internautas sino contra las páginas. Asimismo, ha afirmado que el PP se mostró entonces contrario a que las sanciones contra webs fueran ejecutadas por funcionarios y no por los jueces.

Por el contrario, Calvo Sotelo ha explicado que el Gobierno mantiene tiene una aproximación al tema desde la confianza en las nuevas tecnologías. "No deberíamos tener miedo de la aplicación de la ley Sinde desde estos principios de aplicación", ha concluido.

Por otro lado, durante su intervención en una conferencia sobre el impacto de internet en la economía organizada por la Fundación FAES, Calvo Sotelo ha asegurado que el anterior ejecutivo socialista transmitió más el "miedo por Internet" que las ventajas que aporta la red a la economía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento